Vuelve a alejarse más la PROMESA federal

Por Metro.PR

La presentación de una nueva legislación que pretende atender la crisis fiscal en la Isla cada vez está más lejos de ver la luz.

Hoy, viernes, se esperaba la presentación del nuevo borrador que sustituiría la medida que crearía la Ley para la Supervisión, Gerencia y Estabilidad Económica de Puerto Rico (PROMESA, por sus siglas en inglés), pero no ha sido así y tal parece que en el Congreso no hay ambiente para que, en efecto, asís ea. No obstante, puediera el proceso extenderse hasta junio.

“Todavía hay unos asuntos que hay que atender y ese proceso continúa. Por tanto, la presentación del proyecto será pospuesta para la semana próxima, y se trabajará durante el fin de semana para llegar a acuerdos sobre lo pendiente.  Todo el mundo entiende que tenemos que aprobar un proyecto balanceado. La alternativa -que no haya proyecto- es insostenible. Sigo creyendo que podemos llegar a un compromiso bipartita, y sigo en comunicación continua con los líderes de la Cámara y el Departamento del Tesoro.  Hacerlo bien es más importante que hacerlo rápido”, manifestó por escrito el comisionado residente, Pedro Pierluisi.

Durante las pasadas semanas y días los congresistas en el Comité de Recursos Naturales de la Cámara federal andan con  fuertes disputas por varias disposiciones contenidas en el proyecto. Una de ellas son las medidas que permitirían al Gobierno local reestructurar la deuda bajo la tutela de una junta de control o supervisión fiscal. Otro de los asutnos en controversia es la transferencia de parte de los terrenos protegidos, donde practicó la Marina en Vieques. Además, hay un debate intenso por la posible disminución del salario mínimo federal a trabajadores menores de 25 años y por las garantías de mantener el sistema de retiro.

Aunque el presidente de la Comisión que trabaja la legislación, Robert Bishop, y el presidente de la Cámara federal, Paul Ryan, han insistido que el proyecto no implica un rescate financiero que comprometa a los contribuyentes estadounidenses, hay muchos del lado conservador Republicano que tienen reservas y creen que sí es un rescate.

No obstante, el retraso de la medida puede afectar las negociaciones con los acreedores de la deuda, más cuando en julio vencen pagos que ascienden a casi $2 mil millones.

De otro lado, Casa Blanca, bajo la portavocía del secretario del Departamento del Tesoro, Jacob Lew, manifiestan que no hay acción Ejecutiva si no hay acción legislativa. Así las cosas, todos los esfuerzos están cifrados en las prerrogativas congresionales. 

El gobernador Alejandro García Padilla estuvo desde principios de esta semana tanto en Nueva York tratando de llegar a acuerdos con bonistas y en Washington cabildeando por la pieza de ley federal. Se espera que regrese hoy a la Isla.

Loading...
Revisa el siguiente artículo