Grijalva insiste en pronta ayuda para Puerto Rico

Washington. Si los congresistas no aprobaran legislación para la isla, habría que facilitar “ayuda humanitaria”, según el líder demócrata.

Por Karixia Ortiz Serrano

Otra opción a un rescate financiero sería movilizar ayuda humanitaria para el país. Esto, a juicio del congresista demócrata por el estado de Arizona Raúl Grijalva, si el Congreso no aprueba alguna legislación dedicada a atender la crisis fiscal de la isla.

“Una de dos: o empezamos este proceso para estabilizar y crear oportunidades para garantizar los servicios esenciales, o esperamos a que empeore la crisis y entonces habrá que responder con ayuda humanitaria”, afirmó Grijalva en una conferencia telefónica ayer luego de estar de visita por tres días a inicios de la semana.

Incluso, el congresista visitó la organización social Cáritas, en Hato Rey, con el fin de evidenciar la asistencia que ofrecen a  miles de puertorriqueños que enfrentan diversas situaciones.

Grijalva, en su comunicación pública, puso nuevamente sobre la mesa los puntos que han hecho que el proceso con relación a la nueva legislación que sustituya a la conocida PROMESA haya visto un retraso son la reducción del salario mínimo, la transferencia de parte de los terrenos en posesión del Gobierno federal en Vieques y las medidas de reestructuración con la junta de control fiscal federal.

Con relación a ceder parte de las tierras viequenses al Gobierno local para el desarrollo ecoturístico, Grijalva insistió en que en la medida original el lenguaje era muy general, por lo que había que enfatizar que hay que continuar preservando el espacio natural. Además, precisó que detener la discusión en esas disposiciones amenazan el desarrollo del país.

Sobre la reducción del salario mínimo a trabajadores menores de 25 años de $7.25 a $4.25, el líder demócrata en la Comisión de Recursos Naturales enfatizó que “es inaceptable, injusto e inmoral y les abre la puerta a mayores cambios para las personas”.

En el aspecto de la reestructuración, Grijalva reiteró que no se está tratando de viabilizar un rescate financiero. No obstante, insistió en que la legislación será exitosa si es bipartita, pues una estricta austeridad no solucionará la situación.

“Todos estamos trabajando. Hemos tenido progresos”, recalcó con relación a la medida para Puerto Rico que aún no pisa firme en el Congreso. 

De otro lado, la líder del Partido Demócrata en la Cámara federal, Nancy Pelosi, sostuvo que “hay progresos. Estamos teniendo conversaciones muy constructivas”.

Pelosi agregó que el lenguaje se está modificando en todos los renglones que están en jaque y que ponen en riesgo los votos bipartitas.

Entretanto, el gobernador Alejandro García Padilla extendió su estancia en Washington y estaría de regreso hoy, según comunicó La Fortaleza ayer. Se esperaba que el mandatario regresara a la isla ayer. Pero el retraso de su regreso puede tener que ver con la dilación del proceso congresional con la medida legislativa. Además, agregó a su agenda reuniones de cabildeo con diversos congresista para lograr que se incluyan las medidas de reestructuración.

García Padilla ya ha advertido que el 1.o de julio no podrá pagar la deuda que vence y que asciende a casi $2,000 millones, mientras que aún no hay acuerdos concretos con los
acreedores.
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo