Tesoro federal visibilizará crisis en salud boricua

Nuevo ambiente. El secretario del Tesoro federal, Jacob Lew, pone énfasis en la crisis humanitaria de la salud para lograr legislación federal para Puerto Rico.

Por Karixia Ortiz Serrano

Dos escenarios totalmente opuestos se destacan en la exposición pública en suelo boricua del secretario del Departamento del Tesoro, Jacob Lew, en este año 2016. La primera, en enero, fue en el Hotel Condado Vanderbilt, donde urgía al Congreso presentar legislación para la isla. En su segundo viaje ayer, el entorno fue justo al frente de emergencias médicas del Centro Médico en Río Piedras, donde retrató la crisis humanitaria ya en efecto.

Luego de un recorrido por las instalaciones médicas junto con la secretaria del Departamento de Salud, Ana Ríus; el director ejecutivo de la Administración de Seguros de Salud, Ricardo Rivera, y otros funcionarios del Gobierno local y federal, Lew, en una carpa bajo un cielo gris y con remanentes de una esporádica lluvia, enfatizó que iría a Washington a compartir su experiencia en Puerto Rico.

“Este es uno de los mejores centros de medicina en Puerto Rico. Es donde los bebés reciben atención médica, donde las personas con trauma son atendidas, donde niños con cáncer reciben su tratamiento.

Estuve con funcionarios del hospital y es devastador. Los médicos pueden brindar tratamiento médico a los infantes si tienen dinero de antemano. Algunos días pueden; otros días no. Son bebés, que no pesan ni cuatro libras, que necesitan diálisis, y hay problemas para brindarles las medicinas que necesitan. En otras áreas de la isla, hay hospitales cerrando áreas y están racionando medicamentos, y el personal médico está dejando la isla buscando otras oportunidades de trabajo con mejores salarios”, relató el funcionario de Casa Blanca.

Incluso Ríus, en una breve conversación con Metro, indicó que Lew se llevó una clara idea de las necesidades apremiantes con respecto a la salud. De hecho, comunicó que, si bien no se logra paridad en fondos, sí estarían pulseando por alguna asignación especial para inyectar dinero al sistema de salud pública.

“La reestructuración es la alternativa al rescate financiero”, reiteró una vez más el secretario del Tesoro, quien prevé que, si no hay medidas de reestructuración que funcionen en armonía con una junta de control o supervisión fiscal, habrá “caos”.

Tal como adelantó ayer Metro citando al presidente del Senado, Eduardo Bhatia, y como posteriormente replicaron el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi; el presidente de la Cámara, Jaime Perelló, y el mismo presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara federal, Robert Bishop, se espera  que mañana miércoles se presente un nuevo proyecto de ley que sustituirá al que crearía la Ley para la Supervisión, Gerencia y Estabilidad Económica de Puerto Rico (PROMESA, por sus siglas en inglés).

De hecho, Bishop adelantó que la nueva legislación también tendría una junta de control fiscal.
Lew, por su parte, sí especificó que ha orientado, que ha dado guías y ha hecho comentarios a la comisión para hacer que las medidas de reestructuración, en conjunto con una junta independiente a nivel federal, sean vistas. No obstante, no soltó prenda de cuándo estas se presentarían.

“No hemos visto la versión final. Pienso que ha habido progreso para resolver las diferencias. Pienso que el Congreso se está moviendo hacia la mejor dirección. Nuestra misión es que se traiga un plan que funcione”, agregó.

Pero, si el Congreso decidiera no aprobar legislación para Puerto Rico, Lew descartó que hubiera otra opción más allá de proceder entonces con un rescate financiero, medida con gran oposición entre los congresistas republicanos más conservadores.

“No hay una varita mágica. La solución es legislativa. El Congreso tiene que pasar legislación con medidas de reestructuración y con una junta de control fiscal que funcione. Hemos progresado con eso. La persona que crea que hay una opción a esa se va a llevar una decepción, porque no tenemos la habilidad de actuar sin legislación”, sostuvo.

El secretario del Tesoro viajó ayer mismo a Washington para continuar con la estrategia para lograr la legislación que tenga los votos bipartitas.

“La crisis humanitaria, creada por la crisis fiscal, no es una amenaza, sino que es una realidad ya”, dijo, por su parte, el gobernador Alejandro García Padilla.

Loading...
Revisa el siguiente artículo