Rosselló Nevares acusa a García Padilla de destruir “el buen nombre de nuestro pueblo”

Por Inter News Service

San Juan, 1 may (INS) – El precandidato a la gobernación Ricardo Rosselló Nevares, del Partido Nuevo Progresista (PNP), afirmó que la administración de Alejandro García Padilla “ha destruido el buen nombre de nuestro pueblo” al anunciar hoy un impago de la deuda de 422 millones de dólares del Banco Gubernamental de Fomento (BGF).

“Si de algo el puertorriqueño siempre ha sido orgulloso es de su palabra y su buen nombre. Nos hemos distinguido por nuestra credibilidad y compromiso por décadas, hasta que llegó esta administración García Padilla-Bernier”, dijo al reaccionar al anuncio de García Padilla.

Para el político de oposición, la acción del mandatario “destruyó cualquier resabio de credibilidad en el gobierno”.

“Las consecuencias de esta acción la sentirán las futuras generaciones, las cuales este gobierno limita más y más, a pasos agigantados”, subrayó.

Rosselló Nevares consideró que el acuerdo llegado con las cooperativas fue un buen paso, aunque tardío, pues la administración gubernamental “dejó la terquedad hacia un lado y negoció”.

“Los detalles de ese acuerdo debieron haber sido publicados en la Internet con una convocatoria a todos los acreedores a que suscribieran las mismas condiciones para así evitar un impago con las consecuencias nefastas que tendrá sobre el futuro de nuestra Patria”, comentó Rosselló Nevares.

Estableció que “la base de todo acuerdo, transacción y negocio es la credibilidad, (y que) esta administración ha asesinado nuestra credibilidad con una política pública institucionalizada de no cumplir; legislando leyes que van en contra de la propia Constitución, retando y desafiando así el estado de derecho que vivíamos”.

A su juicio, el anuncio de García Padilla contraviene lo establecido en la Constitución de Puerto Rico y costará millones de dólares adicionales al pueblo en litigios innecesarios.

“Hay parte de la deuda que está garantizada por la Constitución y el Gobernador al declarar una moratoria, violenta varias disposiciones constitucionales. Una vez los acreedores presenten un pleito, es muy probable que los tribunales declaren la ley inconstitucional y encima de pagar la deuda, tendremos que pagar los gastos del litigio”, resumió.

San Juan, 1 may (INS).- El precandidato a la gobernación Ricardo Rosselló Nevares, del Partido Nuevo Progresista (PNP), afirmó que la administración de Alejandro García Padilla “ha destruido el buen nombre de nuestro pueblo” al anunciar hoy un impago de la deuda de 422 millones de dólares del Banco Gubernamental de Fomento (BGF).

“Si de algo el puertorriqueño siempre ha sido orgulloso es de su palabra y su buen nombre. Nos hemos distinguido por nuestra credibilidad y compromiso por décadas, hasta que llegó esta administración García Padilla-Bernier”, dijo al reaccionar al anuncio de García Padilla.

Para el político de oposición, la acción del mandatario “destruyó cualquier resabio de credibilidad en el gobierno”.

“Las consecuencias de esta acción la sentirán las futuras generaciones, las cuales este gobierno limita más y más, a pasos agigantados”, subrayó.

Rosselló Nevares consideró que el acuerdo llegado con las cooperativas fue un buen paso, aunque tardío, pues la administración gubernamental “dejó la terquedad hacia un lado y negoció”.

“Los detalles de ese acuerdo debieron haber sido publicados en la Internet con una convocatoria a todos los acreedores a que suscribieran las mismas condiciones para así evitar un impago con las consecuencias nefastas que tendrá sobre el futuro de nuestra Patria”, comentó Rosselló Nevares.

Estableció que “la base de todo acuerdo, transacción y negocio es la credibilidad, (y que) esta administración ha asesinado nuestra credibilidad con una política pública institucionalizada de no cumplir; legislando leyes que van en contra de la propia Constitución, retando y desafiando así el estado de derecho que vivíamos”.

A su juicio, el anuncio de García Padilla contraviene lo establecido en la Constitución de Puerto Rico y costará millones de dólares adicionales al pueblo en litigios innecesarios.

“Hay parte de la deuda que está garantizada por la Constitución y el Gobernador al declarar una moratoria, violenta varias disposiciones constitucionales. Una vez los acreedores presenten un pleito, es muy probable que los tribunales declaren la ley inconstitucional y encima de pagar la deuda, tendremos que pagar los gastos del litigio”, resumió.

Loading...
Revisa el siguiente artículo