Gobierno apenas cumple con servicios esenciales

Sin dinero. El Gobierno a cuentagotas trata de cumplir con mantener los servicios esenciales; aun así, se hace cuesta arriba.

Por Karixia Ortiz Serrano

Mientras más se acerca el 1.o de mayo, cuando vence el pago de la deuda del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) de $422 millones, más se pone a prueba el cumplimiento con los ofrecimientos de los servicios esenciales del Gobierno.

Así lo estableció el sociólogo Hiram Guadalupe a Metro. “Estamos en cuenta regresiva al primero de mayo para saber, si en efecto, el Gobierno va a cumplir con el presagio de que iba a proteger los servicios esenciales del país y que el dinero no es para pagarles a los bonistas”, afirmó. “Estamos en compás de espera”, agregó, mientras reconoció una falta de plan a nivel local. Además, Guadalupe reconoció que la ejecutoria de la ley de moratoria definirá realmente las prioridades y los acuerdos con los bonistas.

Y es que La Fortaleza ha admitido que no tiene la capacidad de en medio de la crisis mantener los servicios esenciales en función. Los renglones concebidos como esenciales son salud, educación y seguridad. Del presupuesto del Gobierno alrededor de la mitad va dirigido a satisfacer esos tres renglones en prioridad. Así que, basado en el presupuesto para el año 2015-2016, el monto destinado a estos fines podría alcanzar los $4 mil millones.

“Sí, tenemos muchos problemas para poder hacer los pagos que tiene que hacer el Gobierno a sus suplidores, muchos de ellos a los servicios esenciales”, afirmó a preguntas de Metro, el secretario se Asuntos Públicos, Jesús Manuel Ortiz. Ya se conoce que el Gobierno debe a sus suplidores sobre $2,000 millones.

Incluso, el juez federal Gustavo Gelpí ha advertido que, si hoy el Gobierno no confirma que el pago de dinero a los proveedores de servicios a personas con discapacidades, se ejecutaría una orden de embargo contra las cuentas del Departamento de Salud. Se estimó que para febrero las facturas rondaban en $733,000, pero que el Tribunal obligaría a desembolsar mensualmente $750,000.

Otro de los servicios esenciales que ha sufrido el embate de la crisis es en el Departamento de Educación, agencia que mantiene una deuda millonaria con los proveedores de servicio a la población de educación especial.

De hecho, ayer en la mañana el gobernador Alejandro García Padilla citó a una reunión a su equipo fiscal para dilucidar acciones a tomar sobre la reestructuración y para llegar a acuerdos con los acreedores, a una semana del impago. En la reunión estuvieron la secretaria de la Gobernación, Grace Santana; la presidenta del BGF, Melba Acosta; el secretario de Hacienda, Juan Zaragoza; el director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto, Luis Cruz; el secretario de Justicia, César Miranda; el secretario de Estado, Víctor Suárez, y el principal asesor en reestructuración, Jim Millstein de la firma Millstein & Co.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo