Boricua lucha por erradicar muertes maternas e infantiles en el mundo

Por Inter News Service

Durante los pasados años, Odemaris Narváez del Pilar ha convertido en su misión de vida promover legislación que busque reducir las muertes maternas y de niños a nivel global.  

La joven estudiante del programa MD/PhD del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico y del Centro de Cáncer MD Anderson de Houston, está convencida de que esta misión de vida será completada cuando se erradiquen estas muertes en el 2035.  

Cada año 289,000 mujeres mueren por causas relacionadas con el embarazo y 5.9 millones de niños siguen muriendo por causas prevenibles y tratables antes de cumplir los cinco años de edad.

“Los recientes informes de estado de la Univef y la Usaid exponen que es posible erradicar las muertes prevenibles de madres y niños en todo el mundo para el 2035.  En el Congreso de los Estados Unidos ya se ha introducido legislación bipartidista, la cual es un buen punto de partida para acabar con las muertes prevenibles de una vez y por todas”, explicó Narváez del Pilar, natural de Quebradillas.

Entre estas muertes prevenibles destacan el corte del cordón umbilical con cuchillas de afeitar contaminadas, la malnutrición, la neumonía y la diarrea.

“Las medidas del Congreso HR3706, S.1911 y la Reach Every Mother and Child Act, cuentan con el respaldo de muchas organizaciones y de la Academia Americana de Pediatría.  Tenemos que aprovechar esta oportunidad para apoyar una causa para salvar la vida de muchas madres y niños en el mundo.  Si el Congreso de los Estados Unidos aprueba estas reformas en la ley, podremos poner fin a las muertes prevenibles en el mundo”, aseguró la estudiante.

A este esfuerzo se han unido estudiantes interesados en reducir la mortalidad materno-infantil.  

Tal es el caso de la alumna de medicina de tercer año del RCM, Natalia Fernández Dávila, quien reconoce que esta iniciativa es de gran valor para la comunidad global.

“Desde hace ya varias décadas se han estado tomando medidas para prevenir la mortalidad infantil y se ha reducido drásticamente, pero no así para los recién nacidos.  Se estima que a nivel mundial cerca de 1 millón de recién nacidos mueren en su primer día de vida.  Ahora nos toca a nosotros como generación global, tomar en nuestras manos el poder de acceso a información que tenemos e invertirlo en iniciativas que cambien nuestro futuro”, resaltó Fernández Dávila.

Loading...
Revisa el siguiente artículo