Dudas de cómo el Manco abrió la puerta

Por Metro.PR

La confesión que Luis Rivera Seijo, alias el Manco, le ofreció a las autoridades locales y federales admitiendo la autoría del asesinato del niño Lorenzo González Cacho continúa siendo malamente golpeada incluso, por los propios testigos de la fiscalía.

Hoy, en el duodécimo día de la vista preliminar que se sigue contra el Manco, uno de los testigos de los representantes del ministerio público, un experto en instalación de puertas, sembró la duda sobre la forma en que Rivera Seijo contó que tuvo acceso al interior de la casa de Ana Cacho.

Sentado en el banquillo de los testigos el perito Juan Giusti reconoció hoy que había sido forzada la puerta trasera por donde el Manco, en su declaración jurada, alega que entró y salió de la residencia de Cacho.

El experto también admitió que las fabellas de la puerta (un tipo de seguro interno) estaban dobladas y que estas abrían hacia fuera.

No obstante, cuando el agente federal John Meléndez contó en sala el martes la forma en que el Manco le narró que entró a la vivienda, el agente hizo un movimiento que dio la impresión de que el acusado empujó con su cuerpo la puerta hacia adentro.

Giusti, quien también dijo que las puertas estaban mal instaladas fue la persona que las reparó hace unos meses a solicitud de los nuevos dueños de la casa de Cacho.

El testimonio de Giusti coincidió con las expresiones que Cacho ofreció en sala la semana pasada sobre que la puerta estaba defectuosa y que cuando su exesposo, Ahmed Alí González, la instaló hace más de seis años, no terminó la reparación.

También la abuela de Lorenzo, Ivette González, dijo durante un receso a los medios apostados en el pasillo del Tribunal de Bayamón que hace cuatro años la familia contrató a un perito que le certificó que las puertas fueron mal montadas y forzadas.

Dicho perito no fue citado a declarar para evitar conflicto de interés, destacó la fiscal Aracelis Pérez Correa.

La vista preliminar que se sigue contra el Manco continúa el 25 de abril con el testimonio de los agentes del FBI Grethel Pillot y Claudia Bonilla, y la patóloga Darinka Mileusnik Polchan.

Loading...
Revisa el siguiente artículo