Pruebas de ADN no ubican al Manco en la casa de Ana Cacho

Por Metro.PR

Aunque a la salida del tribunal de Bayamón, el agente investigador Simón Rosa dijo que en la investigación “nunca ha descartado al “Manco”, el propio agente confirmó que no existe prueba científica que ubique al acusado en la residencia de Ana Cacho en Dorado, escenario donde el pasado 9 de marzo de 2010 fue asesinado el niño Lorenzo González Cacho.

A preguntas de Mario Moczó, defensa del Manco, Rosa destacó que ni en los objetos que fueron ocupados en el patio de la casa de Cacho, ni en la cerraduras de la vivienda, ni en las paredes, ni en el celular que se ubicó en un mueble de la sala, se encontraron huellas de Luis Gustavo Rivera Seijo.

Tampoco existen videos que ubiquen al Manco en el lugar de los hechos, detalló Rosa.

“¿Cuántos vídeos examinó del control de acceso?”, preguntó Moczó al agente Rosa, “ninguno, las cámaras no servían”, contestó.

“O sea, ¿que no hay vídeo en el que se veía a mi cliente “El manco”?, preguntó nuevamente la defensa obteniendo una respuesta afirmativa por parte del agente investigador a quien se le asignó el caso en el 2011.

No obstante, cuando se le preguntó a Rosa sobre las huellas encontradas en la pipa de marihuana que se ocupó en la habitación de Cacho, este expresó que se detectaron huellas de William Marrero y de Arnaldo ‘Naldy’ Colón, ambos amigos de la madre de Lorenzo.

“¿En ninguna de esas piezas se encontró ADN de mi cliente (el Manco)? Preguntó Moczó, a lo que Rosa respondió “correcto”.

Durante el interrogatorio, Rosa también confirmó que en al menos 10 ocasiones el FBI entrevistó al Manco sin representación legal. Incluso, Rosa admitió que él mismo lo interrogó en al menos cinco ocasiones, siendo la primera en el 2013 mientras Rivera Seijo estaba recluido en un hospital psiquiátrico.

“¿Todas las veces lo entrevistaron sin abogado?”, Preguntó Moczó. “Correcto”, contestó Rosa, quien indicó que el Manco confesó el crimen y que sus testimonios fueron corroborados.

El testimonio de Rosa, quien se sentó por segunda ocasión en la silla de testigos se da en el noveno día de la vista preliminar que se sigue contra el Manco, principal sospecho de la muerte de Lorenzo.

La vista preliminar continúa mañana con el testimonio del agente federal John Morales, quien tomó confesión a Rivera Seijo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo