Juez Gelpí declara inconstitucional la prohibición del matrimonio gay en P.R.

Por Metro.PR

Apenas unas horas después de la revocación del Circuito de Apelaciones de Boston al juez federal Juan Pérez Giménez en el caso sobre el matrimonio igualitario, el juez federal Gustavo Gelpí declaró anoche inconstitucional el artículo 86 del Código Civil de Puerto Rico.

Al juez Gelpí le fue reasignado el caso de Ada Conde vs. Alejandro García Padilla luego que en su determinación, Boston removió al juez Pérez Giménez del proceso.  

“Se declara inconstitucional el artículo 68 del Código Civil de Puerto Rico, al igual que otras leyes federales y estatales que prohíben el matrimonio entre personas del mismo sexo o que no reconocen los matrimonios válidos de otras jurisdicciones”, expone Gelpí en su decisión. Tan pronto como el próximo lunes, 11 de abril, Gelpí citó a las partes a una conferencia de estatus con la intención de resolver el caso lo antes posible.

Ayer, el Tribunal del Primer Circuito de Boston reafirmó que la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos que legalizó el matrimonio gay en toda la nación aplica a Puerto Rico.

El dictamen del tribunal de Boston se produjo a solo semanas que un grupo de demandantes, encabezados por Ada Conde, apelara la decisión de Pérez Giménez, quien concluyó que en Puerto Rico no aplicaba la decisión del Supremo de Estados Unidos por ser un territorio. Los jueces Juan R. Torruella, Ojetta Rogeriee Thompson y William J. Kayatta, tuvieron palabras fuertes para Pérez Giménez.

“El fallo de la corte de distrito erra en tantos aspectos que es difícil saber dónde comenzar. Los derechos constitucionales en issue son los derechos al debido proceso de ley e igual protección, contemplados por las Enmiendas 14 y 15 de la Constitución de Estados Unidos. […] Estos derechos ya han sido incorporados a Puerto Rico”, expresó en su opinión el panel de jueces.

El tribunal recordó que a raíz de la decisión del Tribunal Supremo dejó sin efecto la decisión de la corte de Distrito de San Juan y le ordenó que retomara el caso. En ese momento, Boston dejó claro que estaba de acuerdo con los demandantes que alegaban que la prohibición del matrimonio entre parejas del mismo sexo en Puerto Rico era inconstitucional.

La inesperada decisión de Pérez Giménez causó incertidumbre entre las parejas del mismo sexo que ya se han casado en Puerto Rico y entre las que tienen planes de casarse. El gobernador Alejandro García Padilla expresó al día siguiente de producirse el fallo del juez del Distrito de San Juan que su administración continuaría acatando el dictamen del Supremo de Estados Unidos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo