Boston revoca a Pérez Giménez; matrimonio gay es legal en Puerto Rico

Corte de Apelaciones ordenó caso sea asignado a otro juez para que falle a favor de demandantes

Por metro

Courtesy of Equality Case Files

El Tribunal del Primer Circuito de Boston reafirmó que la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos que legalizó el matrimonio gay en toda la nación aplica a Puerto Rico.

De esa forma, el panel de jueces de Boston revocó al juez federal del Distrito de San Juan, Juan Pérez Giménez, quien en semanas pasadas dictaminó que el fallo del Supremo no aplicaba a la isla por tratarse de un territorio.

El tribunal ordenó que el caso sea reasignado a otro juez de la corte de Distrito de San Juan para que emita una pronta sentencia a favor de los peticionarios.

El dictamen del tribunal de Boston se produjo a solo semanas que un grupo de demandantes, encabezados por la licenciada Ada Conde, apelara la reciente decisión de Pérez Giménez. Los jueces Juan R.   Torruella, Ojetta Rogeriee Thompson y William J. Kayatta, tuvieron palabras fuertes para Pérez Giménez.

 “El fallo de la corte de distrito erra en tantos aspectos que es difícil saber dónde comenzar. Los derechos constitucionales en issue son los derechos al debido proceso de ley e igual protección, contemplados por las Enmiendas 14 y 15 de la Constitución de Estados Unidos. […] Estos derechos ya han sido incorporados a Puerto Rico”, expresó en su opinión el panel de jueces.

 El tribunal recordó que a raíz de la decisión del Tribunal Supremo dejó sin efecto la decisión de la corte de Distrito de San Juan y le ordenó que retomara el caso. En ese momento, Boston dejó claro que estaba de acuerdo con los demandantes que alegaban que la prohibición del matrimonio entre parejas del mismo sexo en Puerto Rico era inconstitucional.

La inesperada decisión de Pérez Giménez causó incertidumbre entre las parejas del mismo sexo que ya se han casado en Puerto Rico y entre las que tienen planes de casarse. El gobernador Alejandro García Padilla expresó al día siguiente de producirse el fallo del juez del Distrito de San Juan que su administración continuaría acatando el dictamen del Supremo de Estados Unidos.

 Conde, su esposa Ivonne Álvarez, junto a varios matrimonios del mismo sexo y organizaciones defensoras de los derechos humanos, había radicado una demanda en el tribunal federal de San Juan solicitando que el Artículo 68 del Código Civil de Puerto Rico, que define el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, fuera declarado inconstitucional.

 Luego que el juez Pérez Giménez fallara contra los demandantes, estos acudieron al Circuito de Boston. Estando el caso sometido en esa jurisdicción, el pasado mes de junio el Tribunal Supremo de Estados Unidos legalizó el matrimonio entre parejas del mismo sexo en todo el país.

Por su parte, Conde expresó a Metro sentirse feliz con la decisión de Boston, y de “otro home run de los puertorriqueños que nos damos a respetar”. Conde aseguró que se sentía confiada de obtener una decisión a favor.

 La licenciada destacó el hecho de que el panel de jueces le quitó el caso a Pérez Giménez, por el “prejuicio y el discrimen” demostrado por el juez.

Loading...
Revisa el siguiente artículo