Padres de estudiantes de educación especial exigirán pago a proveedores de servicios

Por Inter News Service

Los padres de los estudiantes de educación especial del Departamento de Educación (DE) se manifestarán este martes desde las 9:00 de la mañana frente a la secretaría auxiliar de educación especial del DE para exigir el pago a los proveedores de servicios de sus hijos e hijas y el cumplimiento con los acuerdos del pleito de clase que ganaron ante el gobierno.

El pasado 29 de marzo de 2016 padres de niños y niñas que reciben servicios terapéuticos bajo el mecanismo del Remedio Provisional y adscritos a Educación Especial se dieron cita frente al Departamento de Hacienda junto a sus terapistas, para exigir el pago de los servicios ya provistos a sus hijos y evitar el cese de los mismos.

Sin embargo, indicaron en declaraciones escritas, no fueron atendidos por funcionarios de la agencia.

“Para estos fue un día de mucha tristeza e indignación ya que junto a sus terapistas presenciaron como fueron ignorados sus reclamos, al no ser atendidos por ningún personal de dicha agencia, lo que les evidenció la falta de compromiso que el gobierno tiene con sus niños especiales”, expresaron.

La situación se agravó hoy ya que padres, madres o encargados de gran cantidad de niños con necesidades especiales comenzaron a recibir cartas por parte de sus proveedores de servicios, anunciándoles el cese de sus operaciones por la falta de pago que el gobierno tienen con estos desde octubre de 2015.

“Es indignante como el gobierno nos incumple nuevamente y ahora por medio del Remedio Provisional, que es la opción que nos creó el tribunal en el pleito de Rosa Lydia Vélez para que nuestros niños no se quedaran sin terapia”. añadió Jinnette Morales, madre de niña con síndrome Down.

Durante meses los terapistas han reclamado el pago a sus servicios para evitar que los niños enfrenten la situación de no recibir el tratamiento.

“El nivel de lectura, escritura y calculo de nuestros niños disléxicos es muy inferior a su edad cronológica, lo que este cese afecta su proceso de aprendizaje y su neurodesarrollo, ya que lo que le toma uno o dos días en aprender a un niño sin impedimento, a un disléxico le toma de dos semanas a un mes.” Indicó Alicea, presidenta de la Asociación Puertorriqueña de la Dislexia.

Loading...
Revisa el siguiente artículo