Rectora de la UPRB reacciona a auditoría de la Contralora

De acuerdo con el informe, que cubre del 1ro de julio de 2009 al 30 de junio de 2015, en la institución no se utilizó el procedimiento relacionado con las compras y hubo cotizaciones falsas.

Por Sarah Vázquez @SarahFVazquez

La rectora del recinto de Bayamón de la Universidad de Puerto Rico (UPRB), Margarita Fernández Zavala, aseguró que los señalamientos hechos por la Oficina de la Contralora sobre el proceso de compras en la institución se dieron antes que asumiera la rectoría.

“Aunque el Informe de la Contralora alude a hallazgos hasta 2015, todos los señalamientos corresponden a hechos acaecidos antes de mi llegada a la Rectoría de la Universidad de Puerto Rico en Bayamón”, detalló la rectora.

A su vez indicó que “desde que llegué a la rectoría de UPRB en la segunda mitad de 2014, asumí la urgente tarea de sanear las finanzas universitarias, de que se acaten con rigor los procedimientos establecidos por ley y reglamentariamente para el funcionamiento del recinto a todos los niveles y, en caso de que no los hubiera, establecer mecanismos que garanticen la transparencia y la eficacia en la labor administrativa. Siempre hemos defendido y trabajado por la integridad del funcionamiento fiscal y presupuestario de UPRB”.

“Ante los primeros señalamientos de la Contralora sobre gestiones realizadas antes de llegar esta servidora a la Rectoría, asumimos inmediatamente el cometido de esclarecer, sanear y adjudicar responsabilidades. Desde entonces, no puede haber ningún señalamiento a UPRB. Debo hacer notar que, aunque el Informe alude a hallazgos hasta 2015, todos los señalamientos corresponden a hechos acaecidos antes de mi llegada a la Rectoría de UPRB”, subrayó.

De acuerdo con la auditoría de la Oficina de la Contralora, en la adjudicación de dos ordenes de compra “participaron los mismos tres proveedores. Además, se percataron de que en las órdenes de compra emitidas al proveedor A indicaban el mismo número de fax que aparecía en las cotizaciones presentadas por el proveedor C. El examen efectuado por nuestros auditores reflejan que la Oficina de Compras consideró dos cotizaciones del proveedor C que resultaron ser falsas”, detalla el documento.

Y es que el proveedor C, a nombre de quien se prepararon las cotizaciones, declaró a los auditores que “no preparó las dos cotizaciones presentadas, que no se dedica a la construcción y que los empleados de el proveedor A tenían acceso a su computadora y fax”.

Las cotizaciones presentadas eran para el lavado a presión de todas las aceras, la construcción de jaulas de bateo y mejoras a los camerinos de la cancha bajo techo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo