Rosselló Nevares asegura que “llegó el momento de transformar el BGF”

Por Inter News Service

Ricardo Rosselló Nevares, aspirante a candidato a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP), dijo hoy que ante “las últimas movidas en el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) y a la posible declaración de insolvencia de la institución llegó el momento de transformar al BGF en una institución que le devuelva la credibilidad al gobierno, nos permita nuevamente acceso a los mercados y maneje efectivamente la deuda de Puerto Rico”.

El político recalcó que “Puerto Rico es la única jurisdicción que tiene una institución como el BGF. El Banco fue creado para fungir como agente fiscal del gobierno y para promover el desarrollo económico, y lo que recientemente ha logrado es convertirse en un obstáculo para el desarrollo y acrecentar la crisis fiscal. Sencillamente es insostenible”.

Para atender la crisis fiscal que atraviesa el gobierno, Rosselló Nevares enfatizó en su propuesta para establecer el Puerto Rico Debt Management Authority (DMA), con colaboración del gobierno local y federal.

“El DMA ofrece una alternativa para salir de la crisis sin violentar disposiciones constitucionales ni imponer juntas de control fiscal draconianas, ni llevar a Puerto Rico a la quiebra como pretende el Congreso de los Estados Unidos y la administración García Padilla y que el comisionado residente ha avalado”, remarcó.

El DMA que propone Rosselló Nevares asumirá muchas de las funciones que actualmente realiza el BGF y se mantendrán los empleados del Banco, pero con la colaboración del gobierno federal se podrá aumentar la transparencia; acceder a alternativas de financiamiento en mejores condiciones al contar con la colaboración y credibilidad que ofrece el gobierno federal.

Esto, además de aumentar los recaudos con la ayuda del Servicio de Rentas Internas federal que ya opera en Puerto Rico; y operar con total independencia de los vaivenes políticos que permitirán negociar de buena fe con los acreedores.

“Producto de la colaboración entre el gobierno local y el gobierno federal, podremos conseguir acceso para el refinanciamiento de la deuda en mejores condiciones de las que tenemos, reduciendo así el servicio de la deuda, haciendo que las obligaciones sean sostenibles y maximizando los depósitos del gobierno”, enfatizó.

Añadió que “este acceso permitiría que se pueda negociar en mejores condiciones con los bonistas de forma tal que se pueda comenzar a reducir de forma ordenada la deuda y se emitan instrumentos negociables más favorables”.

Explicó que el proceso de transición del BGF al DMA se haría en 90 días luego de aprobarse la legislación a estos efectos. Así sería innecesario realizar algún tipo de moratoria y se podría negociar directamente con los bonistas.

Por último, Rosselló Nevares estableció que este tipo de iniciativa “no trastocaría las disposiciones contractuales ni constitucionales, lo que evitaría litigios que le costarían millones al pueblo de Puerto Rico”.

“Contrario al impago y al incumplimiento que tanto costaría al pueblo y nos cerraría el acceso a los mercados, el DMA establecería un sistema de prioridades en el pago de la deuda según lo establece la ley. Esto lograría mejores resultados, evitaría litigios millonarios y no sacrificaría el acceso futuro a los mercados”, afirmó el precandidato.

Loading...
Revisa el siguiente artículo