Manto de secreto en reunión sobre BGF en Fortaleza

Por Karixia Ortiz Serrano

La Fortaleza fue la protagonista de una reunión entre funcionarios públicos que duró casi dos horas y de la cual no se rindió cuentas a la prensa que aguardaba en el lugar.

Según se pudo observar, la presidenta del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), Melba Acosta, y el secretario del Departamento de Justicia, César Miranda, salieron apresuradamente del Palacio de Santa Catalina por una salida posterior, lo que hizo evidente el “escape” para evitar el interrogatorio de la prensa del país. Aunque se evidenció su salida, desde horas del medio día no se tiene claro por qué lugar entraron.

Luego de que Acosta y Miranda se marcharan de La Fortaleza, la secretaria de la Gobernación, Grace Santana, también quiso evadir la prensa saliendo por el lado trasero de la residencia del primer ejecutivo del País.

A preguntas de Metro, para conocer el motivo del encuentro del cual, hasta el momento, no se han ofrecido detalles, la funcionaria indicó “tengo ahora dos reuniones, cuando regrese  hablaré con ustedes”. “Me tengo que ir”, comunicó. Cuando se le cuestionó en qué momento del día sería la comunicación pública, Santana no pudo precisarla.

Igualmente, a eso de las 2:30 de la tarde el gobernador Alejandro García Padilla salió de La Fortaleza, sin dirigirse a los medios. A esa hora el mandatario tenía en agenda su participación en la juramentación de la jueza presidenta del Tribunal Supremo, Maite Oronoz Rodríguez.

Este encuentro a puertas cerradas levanta suspicacia ya que por los pasados días se han intensificado los rumores de la alegada privatización del BGF o de la activación de algún mecanismo que encare la crisis de liquidez del banco.

También, se ha comunicado en la prensa del país la posibilidad de que se ponga en marcha algún tipo de legislación para activar algún mecanismo que “salve”, en su totalidad o en parte, la precariedad del BGF.

 Incluso, se ha hablado de una moratoria al pago del principal de la deuda y de mecanismos legales para evitar litigios por el impago de la misma, especialmente de los que se avecinan en mayo, por sobre $400 millones, y el de julio, que asciende a unos $700  millones. El pago de mayo es el que corresponden a la deuda del BGF y el de julio pertenece a las obligaciones generales (go´s) .

Ya el gobernador García Padilla confirmado que tales pagos no se podrán realizar porque no se cuenta con el dinero.

Con relación a la situación del banco y su crítico panorama, en declaraciones escritas, Acosta ha desmentido algún intento de privatizar el banco o de alguna estrategia que haga que se desvíen ciertas cuentas de entidades públicas a instituciones privadas. Incluso, ayer el gobernador dijo que la información de alguna privatización es falsa.

“En la mañana de hoy, han circulado rumores que durante el día de hoy se estará presentando un proyecto de ley para cerrar el Banco y que en la tarde se estará reuniendo al personal para explicar en detalle el cierre.  Este rumor es falso y también es falso que se vaya a privatizar al BGF. La información,además de incorrecta, es irresponsable con los empleados, ya que crea mucho desasosiego entre ellos y sus familias. La gerencia del Banco se ha reunido con los empleados y les ha compartido que, ante la fragilidad de su liquidez, se están analizando todas las opciones disponibles.  Las alternativas que se están evaluando buscan atender la situación frágil del Banco de manera responsable y no conllevan el despido de empleados públicos.  Entre estas alternativas, estamos en conversaciones ya hace semanas con un grupo considerable de nuestros acreedores sobre la reestructuración de la deuda del Banco.  Igualmente, y como se ha dicho en varios documentos que se han hecho públicos, el Gobierno considera ciertas acciones adicionales, como declarar una moratoria de pago temporera, de ser necesario, y enmiendas a la ley orgánica del BGF para atender esta situación´´, declaró.

Al igual que el gobernador Alejandro García Padilla ha comunicado recientemente, Acosta reiteró que el Gobierno vislumbra todos los mecanismo posibles para que el sistema pueda seguir en funciones, pese a la economía en detrimento.

“Como he expresado públicamente en múltiples ocasiones y reiterado esta misma semana, es importante que el país entienda que la situación fiscal del BGF, al igual que la del ELA, es una delicada debido a la crisis fiscal que atravesamos. Por ello,  la Junta de Directores y  la gerencia del BGF continuamos evaluando con urgencia todas las opciones disponibles para salvaguardar las finanzas públicas. Seguimos adelantando varias iniciativas a la misma vez. No hay decisiones finales tomadas en este momento”, concluyó Acosta en su comunicación por escrito.

Loading...
Revisa el siguiente artículo