Monsanto apuesta por Puerto Rico como eje regional de producción de semillas

 San Juan, 24 feb (EFEUSA).- La multinacional estadounidense Monsanto apuesta como eje regional para la producción de semillas por Puerto Rico, territorio caribeño en el que la compañía de biotecnología invirtió 5 millones de dólares en el último año.
El responsable de Asuntos Comunitarios de Monsanto en Puerto Rico, Miguel Pereira, dijo hoy en declaraciones a Efe que la isla es clave para el proceso de investigación y desarrollo (I+D) de semillas de algodón, maíz y soja, razón por la que la compañía seguirá invirtiendo capital y recursos en el territorio caribeño.
“Puerto Rico es un eslabón en la cadena, ya que su clima -tropical- permite realizar durante todo el año investigación y producción”, dijo el directivo sobre la actividad de Monsanto en la isla caribeña, donde mantiene operaciones desde mediados de la década de los años 90 del pasado siglo.
Pereira destacó que, por ejemplo, las semillas de algodón cultivadas en Puerto Rico se utilizan para desarrollar semillas que se venden en todo el mundo y las de soja provenientes de la isla son utilizadas por agricultores en toda América.
El directivo dijo que la inversión más reciente de Monsanto en Puerto Rico incluye un invernadero de grandes dimensiones para desarrollar cultivos en sombra, proyecto que ha permitido un mayor rendimiento en la producción de semillas.
Monsanto anunció en octubre pasado una serie de acciones estratégicas a nivel mundial debido a la caída de la actividad, un proceso que también incluyó a Puerto Rico.
Aclaró que en la isla caribeña se lleva a cabo un proceso de consolidación alineado con los planes corporativos existentes y que permitirá una mejor eficiencia de costos y competitividad de sus operaciones en Puerto Rico.
Actualmente Monsanto cuenta con centros en los municipios de Isabela (noroeste) y Juana Díaz (sur), por lo que se concentrarán en este último en un proceso que se demorará durante un año.
Dijo que la empresa ofrecerá a la mayoría de los empleados del centro de Isabela reubicarse en Juana Díaz, donde además está previsto reducir las aplicaciones de pesticidas.
El directivo recordó que Monsanto produce semillas para frutas, vegetales y cultivos clave como el maíz, la soja y el algodón que ayudan a los agricultores a tener mejores cosechas utilizando el agua y otros recursos importantes de manera más eficiente.
Los empleos que Monsanto prevé eliminar en todo el mundo en los próximos dos años suponen más del 15 % por ciento de la plantilla.
La compañía estadounidense, el mayor fabricante de semillas del mundo, registró en su ejercicio fiscal 2015 una caída de beneficios del 15,5 %, hasta los 2.310 millones de dólares.
La razón de la reducción de empleos responde a la bajada de los precios de materias como el maíz, la soja y el trigo, lo que ha repercutido en las finanzas de la empresa.
La actividad de Monsato en Puerto Rico también ha provocado rechazó, razón por la que cientos de personas se manifestaron el pasado mes de mayo en la capital de la isla para protestar en contra la actividad de la compañía.
Los detractores de Monsanto denuncian que la empresa estadounidense ha convertido a la isla en uno de los centros de experimentación con transgénicos más grandes del mundo.
Los manifestantes denunciaron que la proliferación de compañías dedicadas a la experimentación transgénica en Puerto Rico ha permitido acaparar las mejores tierras de la isla y recibir multimillonarios incentivos económicos.
Además, según los manifestantes, esas compañías suponen una amenaza de contaminación genética, favorecen la degradación de los suelos y la contaminación del medioambiente.

Loading...
Revisa el siguiente artículo