Joven boricua hace un llamado a los puertorriqueños

Cuenta su historia para lograr que muchos puertorriqueños lo piensen dos veces antes de abandonar el País.

Por Metro.PR

La crisis económica golpea a los puertorriqueños de diferentes maneras. Muchos han perdido sus trabajos, otros simplementen no han logrado encontrar uno en años. También están los que han modificado su estilo de vida con el propósito de llevar una con menos gastos económicos, pero están aquellos que no les queda otra que abandonar el País.

A esos últimos un anónimo que se hace llamar “El Joven Boricua” les narra su historia con el propósito de que no se vayan de Puerto Rico.

Aquí su carta:

Había una vez un joven boricua que estaba estable en Puerto Rico. Era un joven trabajador, amable y respetuoso. Todos en su trabajo le tenían cariño. En el 2013 decidió viajar a Estados Unidos, específicamente a Orlando, Florida. Cuando tenía 19 o 20 años de edad aproximadamente, empezó a buscar trabajo desde Puerto Rico. Con mucha esperanza aplicaba a todo trabajo disponible.

Un día, inesperadamente, administradores de un parque temático lo llamaron para hacerle una entrevista. Ilusionado el joven fue, hizo la entrevista y luego llamó a su familia en Puerto Rico para contarles que le dieron en trabajo.

Las primeras semanas allá todo era felicidad. Pero de momento se encontró en una depresión ya que este joven era apegado a su familia. La fantasía de que todo era color de rosa se estaba volviendo gris. Este joven en todo su desesperación, invitó a “roomates” para que la carga no fuera tanta. Esto empeoro el caso.

Para hacer la historia larga corta, volvió a Puerto Rico, consiguió trabajo y poco a poco se restableció.

Después de 2 a 3 años decidió intentarlo de nuevo, pero esta vez con 22 años. La realidad era otra. Hace poco llegó a un pueblo pequeño donde no hay transportación pública, donde tiene que tener carro porque todo a pie es lejos. Llegó a ese lugar con falsas esperanzas. a aplicado a muchos lugares pero nadie lo llama para trabajar. Las condiciones donde vive no son las mejores. Lleno de decepción y falsa esperanza esta contemplando la idea de virar a su patria, pero siente que si vuelve será un fracaso porque es la segunda vez que abandona su país y tiene que virar.

¿Qué es lo que quiero decir con este mensaje? Si estas bien en Puerto Rico, no te vayas. A veces la gente piensa que acá todo es color de rosa. Saben que no lo es. Te lo dice la voz de la experiencia. Así que aprendamos a vivir con lo que tenemos y no experimentar para tener lujos. Claro hay personas que sí lo han logrado y piensan que si otro lo logra uno también, pero realmente analiza y busca información del lugar antes de irse.

Atentamente,

El joven boricua

Loading...
Revisa el siguiente artículo