Acusan que la administradora del CFSE “despilfarra fondos públicos”

El secretario general del PNP acusa que la administradora del CFSE “despilfarra fondos públicos” en contratación de nuevo personal.

Por Inter News Service

El secretario general del Partido Nuevo Progresista (PNP), José Aponte Hernández, denunció hoy que la administradora de la Corporación del Fondo del Seguro del Estado (CFSE), Liza Estrada, ha acelerado un proceso de “atornillar a ‘amigos del alma’ en la dependencia que dirige, aumentado innecesariamente así el costo de esa nómina”.

El político señaló que mañana se comienza a entrevistar a personal nuevo para por lo menos tres puestos de ayudantes técnicos en la Oficina Regional de Arecibo.

“Estos puestos no son necesarios y menos en estos momentos donde la administración de Alejandro García Padilla alega no tener dinero para pagar los reintegros de 2015, pagarles a los terapistas de educación especial y a los transportistas de las gomas usadas, entre otros”, dijo en declaraciones escritas.

Añadió Aponte Hernández que “no hay ninguna necesidad de esto que no sea un intento por atornillar a varios ‘amigos del alma’ en esta agencia son considerar el aumento a la nómina que se está haciendo”.

A su juicio, en un intento de desviar la atención pública sobre las innecesarias contrataciones, la administradora de la CFSE ordenó que se realizara una certificación de elegibles para 30 candidatos, en vez de los 10 que siempre se hace, “algo que nunca había sucedido en la historia de dicha corporación pública”.

“Estas certificaciones son una cortina de humo para tapar la verdad, que esos puestos, que nuevamente aseguramos que no son necesarios, tienen nombre y apellido. Inclusive, tenemos información que apunta a que una de las personas ya seleccionadas no cumple tampoco con los requisitos mínimos que exige la posición”, remarcó.

El representante acusó además que “existe presión de la Legislatura para atornillar a una persona en particular en esa oficina regional”.

Aponte Hernández indicó que desde inicios de 2015 la actual administración comenzó un programa sistemático de atornillar a sus afiliados en diferentes agencias, aumentando dramáticamente la nómina del gobierno sin necesidad.

En el Cuerpo de Bomberos, por ejemplo, su jefe autorizó ascensos y nuevos reclutamientos que elevaron el gasto anual recurrente de la agencia en sobre 600 mil dólares. Lo mismo ocurrió en el Departamento de Corrección y Rehabilitación, en donde la nómina aumento en sobre 500 mil dólares al año.

“Nos preocupa el aumento en la nómina del Fondo, que será recurrente, lo que significa que el innecesario gasto impactará las finanzas de esta corporación pública por años. El otro aspecto que necesitamos evaluar es cómo esta acción afectará la solvencia de la agencia. Estamos viendo cómo un gobierno desesperado ha acelerado el irresponsable proceso de atornillar a sus amigos del alma en diversos puestos”, finalizó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo