Miles de puertorriqueños luchan con el alzhéimer

En números. En Puerto Rico, hay unos 45 mil pacientes, y, a nivel mundial, son 36 millones los que luchan contra este tipo de demencia

Por Sarah Vázquez @SarahFVazquez

Aunque no hay estadísticas certeras sobre la prevalencia e incidencia de pacientes con alzhéimer en Puerto Rico, un estimado basado en el último censo detalla que cerca de 45,000 personas padecen de la enfermedad en la isla.

Para la gerontóloga Vannessa Sepúlveda, la cifra es alarmante mas no sorprendente, pues la incidencia en Puerto Rico de enfermedades relacionadas con el alzhéimer es alta.

“Es perfectamente creíble que tengamos una mayor prevalencia del alzhéimer en comparación con la nación, porque nosotros tenemos una mayor prevalencia de otras condiciones asociadas a la demencia del tipo alzhéimer, como, por ejemplo, diabetes. En Estados Unidos, la diabetes tiene una prevalencia del 6.7 %; en Puerto Rico, nosotros tenemos una prevalencia del 11.7 %. La diabetes se ha convertido en un factor de riesgo; las enfermedades cardiovasculares también, y nosotros tenemos una mayor prevalencia en esas condiciones”, explicó la doctora.

Los factores de riesgo de la enfermedad se clasifican en no modificables y modificables. Entre los que no se pueden modificar figuran la edad y el historial familiar, mientras que en los que sí se pueden controlar están la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, las que con una buena alimentación y estilo de vida se pueden evitar.

El año pasado comenzó el registro de pacientes con alzhéimer amparado en la 237, que ordena que los profesionales de salud registren a las personas que padecen la enfermedad para así tener un panorama más claro de la realidad sobre el alzhéimer en la isla. En menos de un año ya hay 20,000 casos registrados.

Lo que debes saber

A continuación, algunas de la conductas que puede presentar un paciente del alzhéimer:

  • Olvida frecuentemente hechos recientes y no puede recordar lo olvidado.
  •  Se le hace difícil llevar a cabo tareas de rutina.
  • Se le olvidan las palabras o usa palabras incorrectas para expresarse.
  • Se desorienta y no sabe dónde está ni cómo llegó al lugar.
  • Lleva a cabo reacciones irracionales, que demuestran poco o falta de juicio.
  • Guarda objetos en lugares absurdos.

Te invitamos a leer estas notas:

Loading...
Revisa el siguiente artículo