Sobre $20 mil costo de las piscinas en residenciales públicos

Por Metro
La cifra

330
Cantidad de residenciales públicos en la isla, de acuerdo con el secretario del Departamento de la Vivienda, Alberto Lastra Power

El secretario de la Vivienda, Alberto Lastra, dijo a Metro que la construcción de una piscina en un residencial público oscila entre los 20 mil y los 30 mil dólares sin ponderar los gastos de mantenimiento y de energía eléctrica.

Sus expresiones se dan tras salir a la luz pública que ausculta la posibilidad de establecer dichas construcciones con el propósito de poder brindar mayores actividades recreativas a los residentes de los complejos de viviendas y de “promover la natación como deporte competitivo y clases de salvavidas”.

“Estamos contemplando hacer piscinas en los residenciales por que entendemos que con una piscina podemos fomentar clases de natación, podemos fomentar el deporte acuático y hasta podría convertirse en un área para preparar salvavidas para las diferentes playas de Puerto Rico”, destacó Lastra.

Añadió que es una acción que se está analizando, “no es que vamos a ponerlo de inmediato en todos los residenciales. Estamos viendo cuán viable es poder hacerlo para promover una mejor calidad de vida y fomentar el bienestar social en estos residenciales”.

En el pasado, Lastra había afirmado que las piscinas en los residenciales estaban prohibidas, según consta en el Contrato de Arrendamiento de los complejos de vivienda pública, y que quienes las instalaran se exponían a ser expulsados de sus apartamentos.

“Como tenemos un problema de que se están instalando (piscinas de hule), estamos analizando y contemplando junto con el Departamento de Vivienda federal la construcción de piscinas”, reveló.

O sea, que como no pueden controlar la colocación de piscinas en los caseríos esta sería una medida para no expulsar a las personas que violen el contrato, cuestionó Metro.

“Las piscinas surgen de una necesidad recreativa en los residenciales”, respondió el titular de Vivienda.

Correcto, pero están prohibidas secretario, inquirió este diario.

“Sí, pero las instalan y las han estado instalando en el pasado, esto es algo que ha surgido año tras año y estamos en una campaña de orientación con los residentes sobre el contrato que ellos firmaron y sobre las penalidades que existen de no cumplir con el contrato. Yo no descarto la posibilidad de que tenga que llegar a una expulsión si no siguen el reglamento”, respondió el secretario, al tiempo que aseguró que la campaña ha funcionado ya que se ha logrado eliminar la mayoría de las piscinas que se habían colocado.

“A raíz de la campaña que hemos llevado es que entendemos y reconocemos que hay una necesidad por lo que contemplamos la viabilidad de hacer las (piscinas) para fomentar un sinnúmero de actividades que son necesarias en los residenciales públicos”, destacó Lastra.

Dijo que actualmente el costo de la construcción y el mantenimiento de la piscina es lo que se está evaluando.

“No estamos hablando de piscinas grandes, estamos hablando de algo reducido de 30 x 30 pies cuya construcción podría estar variando entre los 20 y los 30 mil dólares por piscina”, dijo el funcionario, quien destacó que el dinero para la construcción se estaría tomando del fondo para mejoras permanentes que tiene la administración de Vivienda Pública.

Lastra insistió en que la construcción de piscinas en los residenciales es una propuesta que se está estudiando y que se espera que la misma sea presentada en los próximos dos meses.

Vea también estas notas:

Loading...
Revisa el siguiente artículo