“Pasmado” jefe de FBI con trabajo del Tribunal Federal

Por CyberNews

James B. Comey, director del Negociado de Investigaciones Federal (FBI por sus siglas en inglés) aseguró el miércoles, sentirse “pasmado” ante el extraordinario número de casos criminales que se atienden en el Tribunal Federal para el Distrito de Puerto Rico, particularmente ante el reducido número de jueces y fiscales con los que cuenta dicho tribunal.

“[Estoy] impresionado… pasmado por el número de casos que son atendidos por las cortes federales aquí. Es sencillamente extraordinario que un pequeño número de jueces, y un pequeño número de fiscales, procesen en los tribunales tan enorme número de casos importantes que le volarían la cabeza a otras personas en el Primer Circuito”, dijo Comey sobre el desempeño del tribunal federal en Puerto Rico.

Comey recalcó que al tomar en consideración la población de la isla y el número de jueces federales, “no puedo imaginar ningún otro tribunal con un número mayor de casos por juez, que este distrito”. De hecho, Comey se reunió con los jueces que componen el tribunal federal en la isla para discutir cómo pueden allegarse mayores recursos al tribunal.

El director del FBI visitó por primera vez la isla el miércoles para reunirse con el personal de su oficina en Puerto Rico y varios otros funcionarios de ley y orden federales y estatales.

Sobre la colaboración entre ambas jurisdicciones, la estatal y la federal, en la lucha contra el crimen, Comey también se mostró sorprendido por la calidad y efectividad de la misma.

“He descubierto que as autoridades federales y estatales forman aquí una comunidad altamente motivada e integrada de una forma que no he visto en ningún otro lugar… Es mi parecer que todos llevamos un uniforme en común… y no hay diferencias significativas entre miembros de las distintas agencias, sin importar que sean federales o estatales”, dijo Comey.

Como es usual en los encuentros entre la prensa y el FBI, Comey reconoció haber discutido varios de los casos de más alto perfil que están siendo investigados por la agencia que dirige y los que han sido ya referidos a la fiscalía, pero declinó comentar sobre ellos, alegando que la secretividad de las investigaciones es uno de los elementos que garantiza su efectividad y éxito.

Sobre asuntos que inciden en el ámbito político en Puerto Rico, Comey sencillamente rehusó comentar, particularmente en lo relacionado al asesinato de del joven empresario Carlos Muñiz Varela, ocurrido en 1979, y a las organizaciones independentistas en Puerto Rico.

Sobre el caso de Muñiz Varela, Comey dijo estar “vagamente enterado” de algunos detalles, por lo que no estaba en posición de ofrecer un comentario coherente.

Cuestionado sobre si el FBI aun considera a las organizaciones independentistas en Puerto Rico “una amenaza” para la seguridad, Comey rehusó comentar.

“Eso no es algo de lo que quiera comentar. Obviamente, hubo un énfasis significativo sobre eso [las organizaciones independentistas] hace varios años, pero no es algo en lo que esté particularmente al tanto como para comentar… Y aun cuando lo estuviera, no estoy seguro de que habría de comentar”, dijo Comey.

La visita de Comey a la oficina en Puerto Rico fue caracterizada como “rutinaria” y forma parte de su plan para visitar las 56 oficinas que el FBI mantiene a través de Estados Unidos y sus territorios. Según el propio Comey, en los diez meses que lleva dirigiendo el FBI ha vositado 34 de las 56 oficinas de la agencia, incluyendo a Puerto Rico.

Vea también estas notas:

Loading...
Revisa el siguiente artículo