En la ciudad china de Qianshan, ocurrió un incidente en plena calle. Un joven aceptó darle un beso de despedida a su exnovia, pero resultó peor de lo que imaginó.

Resulta que la propia mujer se rehusó a soltarle la lengua del joven, y la policía tuvo que intervenir con ambos.

Después de unos angustiantes minutos y con ayuda de gas pimienta, la joven soltó al hombre, quien fue hospitalizado tras el hecho.

Afortunadamente, no sufrió heridas graves.

Los padres de la chica aseguraron que había recibido tratamiento psiquiátrico cinco años atrás, pero tuvo una recaída.

Sigue Leyendo

Publimetro TV

Mónica Puig derrota por segunda vez a la número dos del mundo

Publimetro TV

¿Ya lo vio? Así se burlaron de Donald Trump los asistentes de la Asamblea general de la ONU

Publimetro TV

Una mujer hará las preguntas en caso Kavanaugh

Destacados

Revive la tormenta tropical Kirk

Discuten en Congreso que familias boricuas reciban $770 adicionales al año

De luto Carlos Ponce

Fox reseña que administración de Carmen Yulín está bajo investigación federal

Dayanara presume el talento de su hijo