En la ciudad china de Qianshan, ocurrió un incidente en plena calle. Un joven aceptó darle un beso de despedida a su exnovia, pero resultó peor de lo que imaginó.

Resulta que la propia mujer se rehusó a soltarle la lengua del joven, y la policía tuvo que intervenir con ambos.

Después de unos angustiantes minutos y con ayuda de gas pimienta, la joven soltó al hombre, quien fue hospitalizado tras el hecho.

Afortunadamente, no sufrió heridas graves.

Los padres de la chica aseguraron que había recibido tratamiento psiquiátrico cinco años atrás, pero tuvo una recaída.

Sigue Leyendo

Publimetro TV

Minuto a minuto de los premios Latin Grammy

Publimetro TV

Margarita Gracheva y la violencia contra la mujer en Rusia: "Mi marido me cortó las manos con un hacha"

Publimetro TV

Faltan 106 mil alumbrados sin instalar en carreteras de la Isla

Destacados

Olga Tañón estalla en redes contra cibernauta que insinuó que su hijo es gay

Muere joven pasajero en un vuelo de San Juan a Orlando

Rosselló firma orden ejecutiva que ordena nómina especial para pago de bono de Navidad

Maestros y empleados públicos demandan al gobierno por las cuentas de retiro

Estados Unidos anuncia segunda cumbre entre Trump y Kim Jong-un