Una joven de Alberta, Canadá, demandó a su empleador luego de que fuera despedida porque se negó a usar sostén mientras realizaba su trabajo como mesera.

Christina Schell dejó de usarlos hace dos años porque asegura que son muy “incómodos” y porque los encuentra “horribles”.

La joven de 25 años se desempeñaba en un restaurante en el Osoyoos Golf Club y recibió un nuevo código de vestimenta, el que detallaba que las mujeres debían usar “una camiseta sin mangas o un sujetador debajo de la polera del uniforme”, señala CBC.

Schell dijo que se enfrentó a su jefe y le dijo que no lo iba a usar, sin embargo éste le respondió que él sabía qué es lo que pasaba en el club de golf “cuando el alcohol estaba involucrado”.

Como la joven se negó a cumplir la medida, terminó siendo despedida y presentó una demanda contra su empleador por violar sus derechos humanos.

La joven asegura que el nuevo código de vestimenta “está basado en el género y es por eso que es un problema de derechos humanos. Tengo pezones y también los hombres”.

“¿Por qué tienes que dictar lo que hay debajo de mi ropa?”, se quejó Christina, que calificó la medida como “absurda”.

Nadia Zaman, la abogada de Schell, aseguró que los empleadores pueden “imponer un código de vestimenta específico de género, si pueden demostrar que existe un requisito profesional genuino, como por razones de seguridad”, pero en este caso es imposible que el uso del sostén pueda caer en esa categoría.

Sigue Leyendo

Noticias

"Las vidas de los niños han mejorado, pero todavía hay mucho por hacer", experta

Noticias

Por primera vez, Trump recibe el árbol de Navidad de la Casa Blanca

Noticias

Tiroteo en hospital de Chicago deja al menos dos muertos: uno de ellos es el presunto autor de los disparos

Destacados

Se daña crucero que llegó el domingo a Puerto Rico

Alcaldesa de Canóvanas entrega bono de mil dólares a empleados municipales

Arrestan al jefe de Nissan

Mujer encuentra a su hijo muerto en Orocovis

Boricuas llevan el "voceteo" a la Florida