Un ladrón se levantó en la mañana con mucho deseo de trabajar, así que de inmediato planificó su día: iba a ir a robar a una casa. Pero no quiso ir solo, así que se buscó un cómplice.

Y en vez de llamar a algún colega, convirtió a su perro en criminal y junto a “Roco” ingresaron de manera ilegal a una casa aprovechando que no habían personas en su interior y sustrajeron una serie de artículos.

Elsa Quiroga, la dueña del domicilio, se encontró con la desagradable sorpresa de encontrar todo desordenado en el hogar. Y justo cuando iba a llamar a la policía, escuchó unos ladridos: el ladrón olvidó llevarse al can.

Los oficiales llegaron a la casa de la localidad argentina de Huinca Renancó y de inmediato planificaron cómo pillar al delincuente. Lo único que debían hacer era soltar al perro, según informa El Doce.

Entró a robar con su perro a una casa, se le olvidó llevárselo y pagó las consecuencias.

Y justamente, “Roco” al sentirse libre comenzó a caminar hasta su casa. Cuando estaba afuera de la puerta, los agentes golpearon y apareció un joven de 23 años con rostro desencajado.

Eso, más el nerviosismo que evidenció apenas vio a los policías, dejó en claro que él había sido el ladrón. Entraron a la vivienda y allí encontraron los objetos de la señora Elsa.

Así que de esta forma el joven pagó caro las consecuencias de olvidar a su mascota, ya que este sin desearlo se vengó de la mejor manera. El problema es que se quedó sin dueño, ya que el delincuente fue detenido y deberá enfrentar a la justicia.

Entró a robar con su perro a una casa, se le olvidó llevárselo y pagó las consecuencias.

PARA MÁS INFORMACIÓN DE COLOMBIA Y EL MUNDO AQUÍ.

Sigue Leyendo

Noticias

Arrestan sujeto por robarse 38 dólares

Noticias

Buscan a individuos que cometieron robo en Rio Grande

Noticias

Realizan caravana boricua en Florida para motivar el voto

Destacados

Centro Nacional de Huracanes sigue vigilando la tormenta tropical Kirk

Se forma otra depresión tropical, pero no llegará a P.R.

Tiroteo frente a club Kronos deja un muerto y varios heridos

Miranda aprende que no puede ser orgullosa

En libertad el abogado Leo Aldridge