Rachel Vanwagner fue acusada por la policía de Arlington de abuso y negligencia infantil luego de dejar a su hija de 6 meses en su auto para ir a tomar un margarita.

Los uniformados recibieron un llamado de dos clientes del restaurante Cazadores Mexican Grill luego de que escucharon llorar a un bebé en el estacionamiento del local, indica Fox 40.

“La niña estaba sudando, pero sabíamos que todavía no estaba en peligro”, dijeron los testigos.

El vehículo tenía una de las ventanas ligeramente abierta y además se dieron cuenta que las puertas estaban desbloqueadas.

Cuando llegaron al lugar los policías, aseguraron que hacían más de 33º, por lo que el calor al interior del auto debe haber sido mucho mayor.

A los pocos minutos, y luego de notar la presencia de los agentes, Vanwagner salió corriendo del local, extrañamente sin zapatos, y aseguró que sólo había estado adentro por 30 minutos.

La joven de 26 años reconoció que había tomado un trago, los testigos dicen que fue un margarita, justo cuando celebraban en distintos lugares el Día Nacional del Tequila.

La bebé fue entregada a unos parientes de Vanwagner y también se notificó al Departamento de Servicios Infantiles.

Sigue Leyendo

Noticias

Otra ciudadana se altera en oficinas del CESCO

Noticias

Banderas a media asta en duelo por las víctimas del huracán María

Noticias

Coro de la UPR Cayey interpreta "Amanecer borincano" para rendir homenaje a Puerto Rico

Destacados

Se reporta una muerte y varios heridos en tiroteo en empresa en Wisconsin

Graban disputa entre ciudadana y guardia de seguridad en oficina de CESCO

Ricardo Rosselló: No son los tiempos del “don’t push it”

FEMA desconfía de la capacidad de administración del gobierno de Puerto Rico

Más de 100 actividades para recaudar fondos para defender a Abel Nazario