Mientras que Donald Trump continúa orgulloso de su encuentro con Vladimir Putin, en Estados Unidos la opinión pública arde por su muestra de “debilidad” frente al mandatario ruso.

Este martes, Trump afirmó a través de su cuenta de Twitter que la primera reunión bilateral con Putin (a quien ya había conocido en dos reuniones anteriores) fue “incluso mejor” que su “gran reunión” en Bruselas en la cumbre anual de la OTAN, en la que exigió mayor gasto en defensa por parte de sus aliados.

“Aunque tuve una gran reunión con la OTAN, recaudando vastas cantidades de dinero, tuve un incluso mejor encuentro con Vladimir Putin de Rusia”, señaló Trump desde su cuenta de Twitter.

“Tristemente, no ha sido reportado de esa manera -las Noticias Falsas se están volviendo locas-“, agregó en su habitual referencia peyorativa a los medios de comunicación críticos con su gestión.

Para Nolan Higdon, profesor de Historia y Estudios de Medios en la California State University, algo de lo más destacable de la reunión es la capacidad de Trump para “dictar la realidad” a sus seguidores, dijo en entrevista con Metro.

Desde hace meses las principales agencias de inteligencia, incluidas la CIA y el FBI, dicen que poseen pruebas de que Rusia trató de afectar los comicios de 2016, aunque descartan que su actuación influyera en el resultado final, que permitió a Trump instalarse en la Casa Blanca al imponerse a Clinton. A pesar de estos informes, Trump señaló en su conferencia de prensa conjunta con Putin que no veía “ninguna razón” por la que Rusia hubiera querido intervenir en el proceso electoral.

Aseguró que, con su “contundente” negativa, Putin le había convencido de su inocencia, durante la cumbre que ambos mantuvieron en Helsinki.

P & R

P: No es la primera vez que los Presidentes Putin y Trump se encuentran. ¿Qué cambió en esta ocasión?

Esta reunión fue diferente a la reunión anterior debido a la investigación de Robert Mueller sobre la intromisión de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 en los Estados Unidos. Ha producido acusaciones contra individuos asociados con el gobierno ruso y con Donald Trump y su campaña. De hecho, numerosas acusaciones de funcionarios rusos fueron dictadas el viernes antes de su reunión. Esto creó un ambiente tenso entre las dos naciones. En lugar de responder o explicar estas acusaciones al pueblo estadounidense, Trump las descontó.

P: ¿Cómo evaluaría la primera reunión bilateral entre los dos líderes?

Esta fue una reunión histórica que subrayó la deriva de Estados Unidos hacia una democracia post-verdad. En una democracia post-verdad, los hechos no importan. Las preferencias y los deseos de un individuo prevalecen sobre la realidad. En una democracia post-verdad, los votantes crean hechos y eventos que justifican su posición política y afiliación partidaria en lugar de basar sus decisiones en hechos. Por ejemplo, Trump y sus partidarios no quieren tener en cuenta la opinión de la comunidad de inteligencia estadounidense de que Rusia se metió en las elecciones de 2016 porque en su opinión tiene el potencial de deslegitimar su victoria.

Nolan Higdon, profesor de Historia y Estudios de Medios en la California State University, East Bay. / Foto: Cortesía

Entonces el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, cuando se enfrentó con la evidencia de la comunidad de inteligencia sobre la intromisión en las elecciones rusas, decidió confiar en la negación del presidente de Rusia sobre su propia comunidad de inteligencia. Este es un claro ejemplo de un individuo, demasiado simbólico de la mayoría de los votantes estadounidenses, que elige qué realidad le sirve en lugar de analizar críticamente los hechos disponibles. Evaluaría la reunión como un desastre para las personas amantes de la verdad de todo el mundo.

P: ¿Qué aspectos destacarías como los más importantes?

Lo más sorprendente de esta cumbre fue la capacidad de Trump de dictar la realidad a sus seguidores. Sin pruebas, Trump declaró que la historia de intromisión rusa era falsa, y que la comunidad de inteligencia estaba mintiendo. El 30% a 40% de los estadounidenses, que continúan creyendo y apoyando a Trump, no muestran signos de cambiar su apoyo. Presumiblemente, continuarán apoyando su versión de la realidad a pesar de la evidencia de lo contrario. Esto es una amenaza para la democracia. La democracia se basa en individuos que toman decisiones basadas en hechos en la cabina de votación. Una nación de votantes que personaliza su realidad amenaza la estructura misma del autogobierno democrático.

P: ¿Contribuirán a mejorar las relaciones entre ambos países?

Es difícil decir cómo afectará esta cumbre a las relaciones ruso-estadounidenses. Un presidente de los Estados Unidos que se somete a la voluntad de un líder ruso no tiene precedentes.

P: ¿Cuáles fueron los problemas que quedaron fuera de la mesa?

No sabemos qué estaba dentro y fuera de la mesa debido a la naturaleza reservada de la reunión. No se permitió la presencia de diplomáticos, funcionarios o periodistas en la sala de la reunión. En los Estados Unidos, ha surgido un circo mediático sobre la brecha entre Trump y Putin. Sin embargo, hay un problema mayor de fraude electoral, algo que ha plagado a los EE. UU. En las elecciones presidenciales de 1824, 1876, 1960 y 2000, que no se ha abordado. Ha sido un problema en toda la historia de los Estados Unidos y se ve complicado por la era digital. Sin embargo, mientras se debata en un binario de la Guerra Fría de Rusia-EE. UU. Adaptado a un Estados Unidos polarizado de demócratas y republicanos, es difícil imaginar que tal problema gane una tracción considerable en los EE. UU.

 

Sigue Leyendo

Noticias

Demócrata Gillum reconoce derrota por gubernatura en Florida

Noticias

Trump visita zona en California azotada por incendio

Noticias

Airbnb reporta su mejor trimestre de todos los tiempos

Destacados

Encuentran bien de salud a menor reportado como desaparecido

En video quedó registrada la fuerte pelea de dos mujeres por un hombre

AAA continúa trabajos para reparar avería que afecta a siete pueblos

Mujer demanda a hospital por revivirla de un paro cardíaco

¿Cuánto gana cada alcalde en Puerto Rico?