El Sudario de Turín (conocido también como Sábana Santa o Sudario de Turín), es una de las piezas más controvertidas referentes a la Iglesia Católica. Según la tradición, envolvió el cuerpo de Cristo mientras estuvo en el sepulcro, previo a la resurrección.

La controversia ha persistido durante siglos sobre su originalidad. En el año 1390, el arzobispo Pierre d’Arcis escribió una carta al papa Clemente VII, asegurándole que el sudario fue ”un juego de manos inteligentes” de alguien quien declaró “falsamente que esta era la mortaja real en la que Jesús estaba envuelto en la tumba para atraer a la multitud ese dinero astutamente podría ser extraído de ellos”.

Un nuevo estudio se suma a la polémica. Realizado recientemente por Matteo Borrini, de la Liverpool John Moores University, y por Luigi Garlaschelli, del Comité para el Control de las Afirmaciones sobre las Pseudociencias (CICAP), la investigación publicada en el Journal of Forensic Sciences asegura que al menos la mitad de las manchas de sangre son falsas.

Garlaschelli prestó su propio cuerpo para hacer un experimento en el que se usó tanto sangre verdadera como artificial. “Simulamos la crucifixión con cruces de distintas formas, diversos tipos de madera y con diferentes posiciones del cuerpo”, explicó el italiano.

Ambos investigadores respondieron a Metro al respecto, destacando los comentarios que han recibido por la investigación y cómo hacen frente a ellos.

P & R

P: ¿Podría explicarnos cuál fue el proceso de la investigación?

Como experto forense, aplicamos las técnicas de BPA Bloodstain Pattern Analysis para reconstruir el flujo de la sangre en una persona clavada en una cruz y los heridos con una lanza en el pecho. Para estar seguros, también probamos lo que podría pasar si las manchas de sangre en el sudario ocurrieran cuando el cuerpo fue retirado de la cruz y sepultado supino en la tumba.

P: ¿Qué resultados de los obtenidos fueron aquellos que sorprendieron al equipo más?

Las manchas se contradicen entre sí: algunas son compatibles con una posición en la cruz, mientras que otras, en particular las que se encuentran en la parte posterior de la figura en la región lumbar, son completamente no realistas. Si analizamos el patrón como un todo, las manchas parecen ser un artefacto. Hecho a mano de alguna manera.

Matteo Borrini, profesor asociado de la Universidad John Moores de Liverpool / Foto: Cortesía

P: La investigación se ha destacado en todo el mundo. ¿Qué reacciones o comentarios has recibido al respecto?

El documento ha sido publicado en una de las revistas más prestigiosas de ciencias forenses. Esto demostró cómo la comunidad científica acepta la forma en que realizamos el experimento. Por supuesto, una minoría de académicos que apoyan la autenticidad de la Sábana Santa están decepcionados. Abro para analizar y comparar nuestros resultados solo en estudios futuros realizados por otros expertos calificados y publicados en revistas revisadas por pares. Como nuestra investigación es

Recibí algunos comentarios muy agresivos y traviesos; incluso si la rudeza y el comportamiento abusivo no tienen ninguna excusa, puedo entender que algunas personas pueden sentir este tema muy sensible. Hover, quiero asegurarles que soy católico y realicé esta investigación como científico respetando cualquier sistema de creencias. Además, es importante subrayar que este estudio no recibió ninguna fundación de ningún tipo de organización, institución o grupo privado.

P & R

El Sudario de Turín ha sido una pieza controvertida durante cientos de años. ¿Su investigación nos acerca a conocer el origen?

–La Sábana Santa no está descrita en el Evangelio, apareció en Francia de la nada en 1355. Dos obispos en aquellos años declararon que era falso y una estafa.

Luigi Garlaschelli, del Comité para el Control de las Afirmaciones sobre las Seudociencias (CICAP) / Foto: Cortesía

El Papa Clemente VII declaró que era una “representación” y no el verdadero paño funerario de Jesús. Fue fechado con carbono en 1988 y fue claramente fabricado (¡sorpresa!) Alrededor de 1300 AD. Un cuerpo real –especialmente la cara– cuando está envuelto en un paño no deja una imagen tan bonita, sino una fea distorsionada. Lo intenté con un voluntario pintado cubierto en una sábana. En 2009 hice una reproducción completa de la Sábana Santa, con todas las características y características que se decía que eran misteriosas e imposibles de reproducir.

Sigue Leyendo

Noticias

Develarán tarja en honor a pintor Arnaldo Roche Rabell

Noticias

Registran llegada de 18,028 pasajeros de crucero este fin de semana

Noticias

DACO orienta a clientes con Guía para la Venta Del Madrugador

Destacados

Registran llegada de 18,028 pasajeros de crucero este fin de semana

DACO orienta a clientes con Guía para la Venta Del Madrugador

Rick Scott vence a Bill Nelson en carrera de senador por Florida

Regresa la cerdita a la isla

Encuentran bien de salud a menor reportado como desaparecido