Los aguacates o paltas, son un alimento muy apreciado en la cocina latina que en los últimos años ha tenido un repunte mundial por ser saludable y con un exquisito sabor que le otorga versatilidad en distintos platos.

Pero no es sólo su sabor y propiedades lo que lo hace popular según un grupo de investigadores de la Universidad de Yale es que los aguacates activan el circuito de recompensa del cerebro haciendo que las personas lo elijan frente a otras opciones más energéticas o mejores.

El estudio indica que la gente prefiere los aguacates ya que cuando la grasa y los carbohidratos se combinan en un alimento, este resulta más gratificante, que uno que solo posee una de las características.

En palabras sencillas, los científicos explican que al comer aguacate, el cerebro indica que es un alimento más nutritivo que otros, aun cuando eso no es del todo cierto.

El estudio que muestra este importante resultado sometió a un grupo de participantes a un escaner cerebral mientras les mostraban fotos de alimentos que contenían grasas, azúcar y una combinación de grasas y carbohidratos.

En el experimento, también lograron descubrir que la muestra estaba dispuesta a pagar más por los alimentos que contienen dos nutrientes que por sus comidas favoritas o por porciones más grandes.

En conclusión, el estudio demuestra que al activar esta función del cerebro queremos más y más, es por esto que tantas personas desean consumir la preciada fruta.

Te recomendamos en video

Sigue Leyendo

Noticias

Someten cargos contra sujeto que atacó a policía en intervención con four track

Noticias

Estos son los boricuas nominados a los Billboard Latinos

Noticias

Inauguran mural de estrellas de la esperanza

Destacados

Kate Middleton sorprende con fotos en la playa y es comparada con Jennifer Lopez

Revocarían fianza a joven que chocó patrulla con “four track” y huyó en Ciales

Agua de FEMA llega expirada a manos de residentes de Dorado

Ríos de agua gratis seducen en Villa Santa a los doradeños

Comprometieron a su hija cuando tenía cinco años para pagar tratamiento médico de su hermanito