El juego de Argentina se vivió al máximo, mucha adrenalina, mucho suspenso, la incertidumbre si clasificaría o de nuevo sumaría un fracaso. Así se vivió durante los 94 minutos que duró el encuentro ante Nigeria, al que terminaron derrotando 2-1 y así avanzar a los octavos de final de la Copa del Mundo.

Uno de los que vivió con mucha intensidad este juego fue excampeón del Mundo con la albiceleste en 1986, Diego Armando Maradona, quien tuvo los nervios a tope.

 

Gritó, se enojó, estuvo nervioso, hasta peleó con aficionados en las gradas, pero lo más importante, festejó con euforia los tantos que catapultaron a Argentina a la siguiente ronda.

Maradona terminó en un estado inconveniente, que tuvo que ser retirado a un hospital, y los responsables de provocar esto fueron Lionel Messi y Marcos Rojo, quienes con sus goles hicieron enloquecer a Maradona, que después del pitazo final y festejar la clasificación, tuvo que ser asistido para salir del palco ya que el éxtasis que vivió fue tan fuerte, minutos después tuvo que ser trasladado a un hospital para su respectivo chequeo.

Para que leas: Hermoso sufrimiento que Argentina le regala a su afición

Uno de los factores que también influyó para que el exastro argentino convaleciera después del juego, es que se le pudo observar en estado de ebriedad y combinado con la emoción del juego, casi lo llevan al colapso y por ello tuvo que ser retirado de manera emergente.

Busca nuestro especial del Mundial Rusia 2018 en www.publinews.gt y ¡Vive al máximo esta fiesta del futbol con lo más importante de las noticias!

Sigue Leyendo

Noticias

Destituyen maestro que enfrenta cargos por actos lascivos y maltrato de menores

Noticias

Así luce ahora 'Cindy', la protagonista de 'Scary Movie'

Noticias

Alcalde de Ciales sobre su reelección: “Yo no aspiro a más”

Destacados

En libertad el abogado Leo Aldridge

Policía detiene abogado mientras representaba a cliente

Evalúan fecha de inicio de multas por no tener certificación sobre “car seats”

Polvo del Sahara estará en su punto máximo

Un año a oscuras y en el olvido