Morgan Summerlin se convirtió en madre por primera vez en 2012 cuando apenas tenía 19 años de edad, seguidamente volvió a dar a luz a otra niña en 2013 y en los últimos años parecía que era una madre normal. Pero detrás de su fachada inofensiva se ocultaba un terrible delito, la mujer, de ahora 25 años, permitía que hombres mayores abusaran de sus dos hijas a cambio de dinero, cuotas que podían llegar incluso a los cien dólares por encuentro (más de 63 mil pesos chilenos).

El terrible hecho fue denunciado a las autoridades y la mujer fue inmediatamente arrestada. Las prácticas forenses confirmaron que ambas menores habían sido abusadas y de inmediato, los hombres que pagaron por cometer este crimen también fueron capturados.

La madre de las pequeñas fue declarada culpable por los delitos de crueldad en primer grado a los niños, traficar a una persona por servidumbre sexual y seducir a un niño con fines indecentes. Su condena se estableció en 20 años de cárcel que debe cumplir para poder solicitar 10 años de libertad condicional.

Cuando le fue leído el veredicto, y como si se tratara de una broma, la mujer solo soltó besos al aire a sus familiares consternados que rechazaron por completo este tipo de abusos a los que sometió a sus hijas.

Sigue Leyendo

Noticias

Jednnielys Pérez Rivas se reencuentra con su ángel

Noticias

Coscu rompe el Choli - MINUTO A MINUTO

Noticias

Se fuga confinado mientras realizaba tareas de ornato en Cementerio de Río Piedras

Destacados

Pasa la reválida el hijo mayor de Héctor Ferrer

Keyllita hace pasteles en Noticentro

Tres jóvenes caen por un barranco en Morovis

¿Cuánto gana cada alcalde en Puerto Rico?

Maestros y empleados públicos demandan al gobierno por las cuentas de retiro