Se supone que la policía siempre está para proteger y ayudar a la comunidad y eso fue lo que pretendió mostrar un uniformado de la ciudad de la ciudad de Hillview en Kentucky, Estados Unidos.

Una mujer había llegado hasta la estación de Policía para denunciar una violación, y tras prestar declaración John W. Nissen se ofreció para llevarla a casa, según indicó People.

El uniformado, sin embargo, nunca llegó a la casa de la mujer, sino que la habría trasladado hasta la vivienda del hombre al que había denunciado tras el abuso.

Al salir de ahí la llevó hasta un motel, donde primero le pidió a la mujer que le realizara sexo oral y luego la habría violado.

El Departamento de Policía de Hillview señaló en un comunicado que “si se descubre que las acusaciones contra el detective Nissen son ciertas, pueden estar seguro de que manejaremos el asunto adecuadamente. El supuesto comportamiento definitivamente no está en línea con los valores de nuestra agencia”.

Por su parte, la fiscal Shelly Alvey indicó que “la mujer estaba bajo la influencia de drogas o alcohol en el momento del supuesto asalto” y que el uniformado habría admitido “bastante de lo que son las acusaciones en este caso”.

Nissen está momentáneamente suspendido de sus funciones y este lunes comenzará el juicio en su contra.

Sigue Leyendo

Noticias

Presentan cargos contra joven por maltrato de animales

Noticias

Encuentran bebé sin vida en un almacén de Amazon

Noticias

Debe continuar estable el precio de la gasolina

Destacados

Trump no dará paso para extender ayuda del PAN para Puerto Rico

Auto se prende en fuego en gasolinera de Rexville

Presentarán cargos contra exjefe de ASG

Gobernador lanza advertencia a los que fumen marihuana en la SanSe

Arrollan a mujer frente a farmacia en Levittown