Mientras la supuesta aventura y posterior acuerdo de soborno entre Donald Trump y la actriz porno Stormy Daniels están en el centro de la atención mediática, el periódico estadounidense  The Washington Post revela algunos detalles de la rutina de Melania Trump en la Casa Blanca.

El matrimonio Trump duerme en habitaciones separadas y pasa muy poco tiempo junto. Él se levanta a las 5.30 horas, ella, un poco más tarde, justo para preparar a su hijo Barron de 12 años para ir a la escuela. En teoría, se encuentran para cenar. “Los matrimonios políticos tienden a ser más complicados que la mayoría, pero es sorprendente que los Trump se esfuercen tan poco a proyectar un frente más unido”, escribe el periodista.

Según varias personas que conocen a la pareja, ese espacio parece haberse ensanchado bajo el techo de la Casa Blanca, especialmente desde que Daniels, una estrella porno cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, así como Karen McDougal, una modelo de Playboy, hablaron públicamente de su supuestos asuntos con Trump durante su matrimonio con Melania. Daniels recibió $ 130,000 durante la campaña por parte de un abogado de Trump para dejar de hablar sobre el asunto.

Sin embargo,  varias encuestas han demostrado que a medida que se vuelve más visible, su popularidad va en aumento. En muchos sentidos, la imagen que proyecta es la menos parecida a la de Trump de todos los Trump.  Es más,  muchos analistas políticos creen que Trump necesitará a Melania a su lado si quiere volver a ganar en 2020.

En las últimas semanas, la primera dama ha estado en el centro de más eventos de alto perfil que durante todo el año anterior, incluido asistir al funeral de la ex primera dama Barbara Bush en solitario.

#Free Melania

 Sigue siendo un meme popular. Las sátiras de comedias televisivas de la tarde la retratan como atrapada dentro de la Casa Blanca, infeliz.

Durante meses, ha circulado un persistente rumor en torno a Washington de que Melania  vive realmente en la Casa Blanca y se queda en una casa con sus padres y Barron cerca de su escuela suburbana de Washington.

“Es una leyenda urbana”, dijo Rickie Niceta Lloyd, la secretaria social de la Casa Blanca.

Melania está muy cerca de sus padres y su hijo, Barron, que también habla esloveno con sus abuelos. Cuando está fuera del ojo público, a menudo está con su familia, dicen sus amigos. Su oficina se negó a decir dónde viven sus padres, o incluso si mantienen una habitación en la Casa Blanca, como lo hizo la madre de Michelle Obama.

Sigue Leyendo

Noticias

Paco López se beneficia de la Ley 20

Noticias

Policía estará activa en estos días festivos

Noticias

Familia llegará antes a las ventas del madrugador

Destacados

La Burbu se va para la República Dominicana

Culmina extensión, pero faltan cobros de peajes

Encuentran maestro lleno de hormigas debajo de un puente

Rosselló todavía no tiene fecha para el pago del bono de Navidad

Padre es acusado por matar accidentalmente a su hijo