Existen muchas experiencias por las que pasan las parejas a lo largo de la relación, que las ayuda a entenderse con mayor profundidad.

Esas situaciones son necesarias, pues les ayuda a determinar si esa es la persona adecuada, con la que quieren estar el resto de su vida, y hace que su relación sea aun más fuerte y esté preparada para todo, incluso para el matrimonio.

“Las experiencias que vivimos juntos sirven para estrechar lazos, poco a poco. Los lazos son los que ayudan a los matrimonios a soportar los buenos y malos momentos”, dijo Becky Whetstone, terapeuta familiar y matrimonial en entrevista al HuffPost.

Aquí te dejamos las ocho situaciones por las que debería pasar una pareja antes de casarse según terapeutas y psicólogos:

Hacer un gran viaje junto

El psicólogo Spencer Soctt indica que es necesario saber si confías en tu pareja para emprender un viaje novedoso. “Hay que ver cómo lidias con obstáculos como estar inmersos en una sociedad en la que no manejas el idioma”. Ahí se determinará si son capaces de afrontar los inconvenientes y mantenerse positivos o si por el contrario los pone pesimistas, de mal humor e inestables. Puede servir como prueba de fuego para saber cómo afrontarás los desafíos que surgirán en el futuro.

Vivir juntos

Así descubrirán si son capaces de convivir, si son compatibles y tolerantes uno con el otro.

Compartir un espacio para vivir loa ayudará a descubrir qué es lo que les molesta y les disgusta en cuanto a diferencias, necesidades y prioridades; así sabrán si los dos son capaces de aceptarlas.
Además, cuando viven juntos se dan cuenta de la importancia del trabajo en equipo y del respeto a la hora de hacer las tareas y cumplir con todas las responsabilidades.

“Lograr que la convivencia funcione es mucho más difícil que vivir solo. Mediante la experiencia de vivir juntos, se consigue conocer mejor a la pareja y a uno mismo. Están obligados a establecer límites y fortalecer su intimidad y relaciones. Con suerte, lograrán un crecimiento personal”, afirma Moshe Ratson, terapeuta matrimonial y de parejas.

Solucionar una discusión importante

El terapeuta matrimonial, John Amodeo afirma que afrontar y superar las diferencias y los conflictos crea unos cimientos importantes para que la relación siga adelante. “Si no son capaces de resolver esos conflictos que surgen cuando salen juntos ‘¿cómo van a resolver los inevitables que surgen incluso en las mejores relaciones luego del matrimonio?”, indica Amodeo.

Mantener una conversación en profundidad sobre su infancia y su familia

Hay que entender quién es tu pareja y en qué cree. Aprender cosas de su historia, familia, lo que le gusta y no, saber si tu pareja es abierta o cerrada, considera que debería poner a sus padres por encima del matrimonio, qué es lo que valora, son elementos fundamentales para una buena relación. Cuanto más sepas de tu pareja y más lo entiendas, más solida será su relación.

Superar juntos un problema importante, como un despido, un problema de salud o cualquier otro suceso angustioso

Cuando las cosas van bien todo es fácil. Pero, en las tormentas y las dificultades es que se determina en qué está basada la relación, si es amor de verdad o es un capricho.

“A la larga, en todas las relaciones hay frustraciones y las heridas que tenemos sin cicatrizar saldrán a la luz para curarse. Es importante saber navegar por 'aguas bravas' cuando lleguen los problemas inevitables, los miedos, los enfados o el deterioro. No hay nada como una buena tormenta para generar confianza. Es entonces cuando se dan cuenta de lo que están hechos, de lo fuerte que es la relación y de cuan comprometidos están”, explica Sheri Meyers, terapeuta matrimonial y familiar.

Ir a terapia de parejas

Las parejas tienen que tomarse un tiempo para aprender de alguien que comprenda bien la dinámica de la comunicación en una relación.

El objetivo es ser capaces de transmitir y aceptar mensajes de una forma respetuosa que no dañe la relación. Suena sencillo y simple, pero no lo es, sobre todo cuando una persona es sensible y tiende a tomárselo a pecho o de forma personal.

Pasar por una mala racha sexual y estar dispuestos a hablar de ello

Aunque es normal que las parejas sufran altibajos en su vida sexual, cuando una mala racha dura demasiado tiempo, el tormento, la decepción y el rechazo se abren paso.

Si la relación va en serio será la oportunidad perfecta para hablar del tema con sinceridad, sin esconder sus deseos, contar qué los excita y cuáles son sus expectativas sexuales.

Elaborar un presupuesto conjunto y seguirlo

“Las finanzas son el motivo número 1 de discusión en las parejas que comparten hogar”, expone Scott.

Antes de comprometerse, tienen que saber si pueden confiar en su pareja para mantener un presupuesto y gestionar bien el dinero compartido. Puede ser una buena idea empezar por algo pequeño, como ponerse de acuerdo sobre el dinero que pueden gastar un fin de semana de pareja y divertirse con ese presupuesto.

Sigue Leyendo

Noticias

Extienden el horario en las colecturías

Noticias

Anuncian bloqueos en área norte y oeste de la isla

Noticias

Entregan suministros en ciudad de Carolina del Norte azotada por Florence

Destacados

5 cosas que debes saber sobre la cancelación de las multas de Autoexpreso

Reabren PR-3 tras accidente con cuatro carros y un caballo

Presentan cargos contra sospechoso de asesinar hombre en Caguas

Análisis: EE.UU. reitera su rechazo a la estadidad

Estudio señala a Puerto Rico como el país más desigual de las Américas