Convencidas de “servir a la patria”, cada vez más mujeres abandonan la vida civil y se unen a las Fuerzas Armadas mexicanas, motivadas por el deseo de superarse y de mejorar la vida de sus familias.

Para estas soldados el cambio de la vida civil a la castrense tampoco es fácil, y pasaron ocho semanas de capacitación básica en un Centro de Adiestramiento de Combate Individual Regional en la VII Región Militar en San Cristóbal de las Casas.

Manuel Herrera Hernández, capitán segundo de Caballería, expresa que “el trato es indistinto entre hombres y mujeres; reciben el mismo trato, el mismo adiestramiento y la misma capacitación”.

Sigue Leyendo

Noticias

Le cortan la cara a sujeto en “fast food” en Río Piedras

Noticias

Huracán obligó a Cruz Roja a renovar las respuestas a los boricuas

Noticias

Viva la esperanza de restaurar sus hogares

Destacados

Se reporta una muerte y varios heridos en tiroteo en empresa en Wisconsin

Graban disputa entre ciudadana y guardia de seguridad en oficina de CESCO

FEMA desconfía de la capacidad de administración del gobierno de Puerto Rico

Más de 100 actividades para recaudar fondos para defender a Abel Nazario

Ricardo Rosselló: No son los tiempos del “don’t push it”