Nicola Branson, es un ama de casa de 47 años que coleccionaba fotografías de la familia real, durante años guardó estos ejemplares impresos en blanco y negro hasta que un día tuvo la idea de editarlos digitalmente, el resultado fue impresionante, pues convirtió viejas fotografías en versiones a color que realmente sorprendieron a todos, esto fue lo que la artista digita comentó:

“Decidí tomar estas fotos de la familia real para colorear como un proyecto privado que originalmente iba a compartir en mi cuenta de Instagram. Pero algunos amigos cercanos, que me han visto trabajar en estas fotos, sugirieron que estaban sorprendidos de cómo se veían más como una foto en color que las verdaderas fotos a color. La familia real a través de sus generaciones han sido muy fotogénicos y mi favorita siempre ha sido la Reina Madre. “

Branson que también es ama de casa contó como su familia la veía por guardar estas fotos:

Mi padre, unos meses antes de morir, me dijo: “¿De qué sirve tener todas estas fotos cuando ahora puedes guardarlas en tu teléfono o computadora?”. Mi respuesta fue que todos son recuerdos, y los recuerdos pueden vivir para siempre. A través de la tecnología actual, las fotos antiguas se pueden ser restauradas y se le pueden agregar color; esas personas pueden tener un lugar de honor en un marco de fotos

El resultado sin duda ha sido impresionante, logrando un efecto de renovación nunca antes visto.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

Los sorprendentes beneficios de estar aburrido según la psicología

Estilo de Vida

El tierno mensaje de Meghan Markle a la reina por su cumpleaños que podría anunciar la llegada de su bebé

Estilo de Vida

Pedro Julio recuerda el día que se aceptó como quería ser

Destacados

Captan aterrador momento en que morsas se lanzan al vacío desde acantilado

Sexo entre hombres heterosexuales: amigos se juntan a tener relaciones y se convierte en tendencia

Pedro Julio recuerda el día que se aceptó como quería ser

Mujer recibe golpiza por tener relaciones sexuales fuera del matrimonio

Abandona a sus hijos y los deja sin comida por 9 días para irse de viaje