Los padres del pequeño Trenton McKinley, de tan sólo 13 años, habían perdido todas las esperanzas luego que su hijo sufriera un grave accidente por lo que decidieron acceder a donar sus órganos, pero ocurrió lo impensado.

El menor de Mobile, Alabama (EEUU), pasó los últimos dos meses en coma tras protagonizar un choque mientras conducía un remolque utilitario que le produjo siete fracturas en el cráneo.

Los médicos no tenían esperanzas y desde el día uno le avisaron a su madre, Jennifer Reindl, que su hijo nunca volvería a ser el mismo si es que llegaba a sobrevivir. Ante el sombrío escenario, los padres decidieron tomar la difícil decisión de dejar ir a su pequeño y donar los órganos de Trenton para dar nueva vida a otros cinco niños.

“Un hombre del departamento de la donación de órganos vino y nos habló sobre la donación de órganos a cinco niños del hospital infantil que los necesitaban. Dijimos que sí, pues eso también aseguraba que continuarían manteniendo vivo a Trenton para poder rescatar sus órganos”, dijo la madre a CBS News.

Sin embargo, un día antes de que los médicos procedieran a desconectar el soporte vital del menor y contra todo pronóstico Trenton comenzó a mostrar signos de cognición y a mejorar lentamente.

El menor sigue con dolor y convulsiones, próximamente se someterá a una nueva cirugía.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

Mario Casas ya no puede esconder su amor por su novia Blanca Suárez

Estilo de Vida

Insertan diminuta sonda robot en corazón de un cerdo

Estilo de Vida

VIDEO: Khloé y Kourtney Kardashian protagonizaron fuerte pelea: "Me dan ganas de golpearla en la boca"

Destacados

Bandera puertorriqueña llega al Polo Sur

Shannon de Lima se dejó ver sin filtros ni Photoshop

Cómo saber si tengo un ataque al corazón

Joven casi queda parapléjica por tronarse y estirarse el cuello

Agua expirada de FEMA podría ser peligrosa para la salud y el medioambiente