Perú– Jordi Keiter Vila León trabajaba bailando en el caño en una conocida discoteca de Pichari en Perú. Ahí era conocida como “La Leydi” y pocos imaginaban el pasado de la joven de 23 años.

Vila León a los 18 años había sido detenido junto a una mujer con “cuatro kilos de clorhidrato de cocaína de alta pureza”, asegura La República, y tras ello pasó algunos años en la cárcel. Luego de salir de prisión y regresar donde sus padres se le perdió el rastro en la zona de Vraem.

El sujeto siguió con su “negocio” en las drogas, pero también se le empezó a buscar por el delito de trata de personas y fue incluido en el Programa de Recompensas “Que ellos se cuiden” del Ministerio del Interior.

Cuando apareció entre “los más buscados” del país, Vila León se “sometió a una operación de cambio de sexo, se puso pechos, glúteos y se dejó crecer el cabello para evitar ser reconocido”, señala Peru.com.

Leydi no pudo evitar las redes sociales, publicó varias fotos y terminó siendo reconocida por un amigo y la denunció a la policía.

Cuando fue detenida dijo llamarse Leydi León, pero finalmente las huellas dactilares revelaron su real identidad.

Según Jornada, mientras estaba en la comisaría de Pichari, “admitió llamarse Jordi Keiter y dijo que su homosexualidad era parte de su elección de género y por eso sometió a la operación de cambio de sexo”.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

Vivo el sabor latino en San Agustín

Estilo de Vida

Esta es la alcapurria gigante que no puedes perderte en SanSe 2019

Estilo de Vida

10 beneficios del yoga para tu salud física y mental

Destacados

Esta fue la reacción de Jimmy Fallon al probar una alcapurria de jueyes

Esta es la alcapurria gigante que no puedes perderte en SanSe 2019

Vivo el sabor latino en San Agustín

Habrá eclipse lunar, superluna y luna de sangre simultáneos este fin de semana

La fiebre de las camisas se apodera de las Sanse 2019