Casi en tiempo récord la justicia de Kuwait logró resolver un macabro caso que quedó en evidencia a principios de año luego de encontrar el cuerpo de una mujer de 29 años en un congelador.

Joanna Demafelis de Filipinas había llegado para realizar labores domésticas para una pareja y todo parecía avanzar sin problemas.

La joven publicaba constantemente fotos en sus redes sociales y llamaba regularmente a su madre, sin embargo de un momento a otro dejó de subir imágenes, ya no hubo contactos y su familia perdió contacto con la joven, señala Fox News.

La búsqueda no trajo mayores resultados, hasta que en febrero de este año, 12 meses después de su desaparición, en el departamento abandonado de la pareja que la había contratado, la policía encontró el cuerpo de la joven en un congelador y con evidentes signos de tortura.

El caso alcanzó ribetes diplomáticos, ya que el presidente de Filipinas Rodrigo Duterte aseguró que iba a “vender su alma al diablo” con el fin de que volvieran todas las mujeres filipinas que eran maltratadas en Kuwait, ofreció vuelos gratis para que regresaran y luego prohibió que nuevos trabajadores salieran hacia ese país, indica CNN en Español.

Además, se han conocido otros casos que terminaron en muertes de ciudadanas filipinas y se han multiplicado las denuncias por abusos sexuales, sicológicos y físicos.

La pareja fue detenida finalmente en damasco y el hombre fue extraditado a Kuwait, mientras la mujer sigue en custodia en la capital Siria.

La justicia los condenó a ambos a morir en la horca.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

Cómo saber si tengo un ataque al corazón

Estilo de Vida

La madre de Meghan Markle llega a Inglaterra para presenciar el nacimiento del bebé real

Estilo de Vida

Presente Roche Rabell en exquisito homenaje del MAC

Destacados

Shannon de Lima se dejó ver sin filtros ni Photoshop

Perdió 44 libras tomando cerveza durante 46 días y ahora todos quieren hacer esta ‘dieta’

Kylie Jenner deja en evidencia el retoque de sus fotos con un error de Photoshop

En Puerto Rico, también hay quienes se preparan para un gran desastre

Cómo saber si tengo un ataque al corazón