Peter Robson estaba acompañado de su familia pasando sus últimos momentos en el Dundee's Ninewells Hospital cuando las enfermeras se acercaron a él.

Las profesionales lo miraron y sabiendo su condición le ofrecieron que le podían cumplir su último deseo.

El hombre no lo pensó dos veces, y casi de inmediato pidió ver y acariciar a su perro una vez más.

De ahí en más, las enfermeras se dedicaron a preparar a Shep para que pasara los “estrictos controles de infección” del centro asistencial, indica Mirror.

Peter casi no lo podía creer e incluso se saca la mascarilla de oxígeno para besar y acariciar a su mascota, en un momento en que la emoción embargó a todos en la habitación del hospital.

Ashley Stevens, nieta de Peter, no pudo evitar compartir las imágenes por Facebook para mostrar un gran recuerdo de su abuelo sólo horas antes de que falleciera y también lo aprovechó para agradecer a las enfermeras, especialmente a la Cheryl Whyte, la encargada del pabellón 3, por haber realizado su último sueño.

“Eres un ángel absoluto y todos estamos eternamente agradecidos”, escribió la nieta, que agregó que ellas no sabían bien lo que eso había significado para su abuelo.

Ashley dijo que había compartido el momento porque quería que todo el mundo supiera de las “increíbles enfermeras y personal tienen en ese hospital”.

“Dejaré que estos momentos hablen”, agregó.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

Brad Goreski: “Hacer bodyshaming en una alfombra roja ya no es aceptable”

Estilo de Vida

¿Cuáles son los requisitos para realizarse una vasectomía?

Estilo de Vida

Sergio Goyri se disculpa por los insultos a Yalitza Aparicio

Destacados

Las mejores películas de Netflix para ver en pareja el día del amor

Crian a su hijo con género neutro para que cuando crezca lo decida

Sergio Goyri se disculpa por los insultos a Yalitza Aparicio

La reina Isabel le exige a Meghan Markle que termine con su drama familiar

Brad Pitt confesó arrepentirse del final de su matrimonio con Jennifer Aniston