“Estoy lista para probar cosas si van a beneficiar mi salud y mi cuerpo, o el de mis hijos”, señaló Jay Woodall tras las criticas de varias personas por el uso que le dio a su placenta.

La mujer de 33 años dio a luz a su cuarto hijo y usó la placenta para convertirla en un batido y dárselo a su familia.

Además, Jay la utilizó lo que “sobró” para convertirla en píldoras y deshidrató el cordón umbilical para convertirlo en un recuerdo, señala el New York Post.

Las reacciones, confiesa la joven, han sido mixtas, “hay personas que se enojan y otras están interesadas”, pero recalca que “algunas piensan que es un poco asqueroso, no muy apetitoso”.

Jay tomó parte del batido y además dio de beber a su marido y a su hijo de 3 años, que según ella, dijo que “era delicioso”.

La mujer dice que tiene un sabor metálico, como a hígado, pero que era muy apetecible ya que estaba combinado con bayas y coco.

“Tuve un impulso de energía, un sueño más profundo y mi estado de ánimo mejoró. Me sentí realmente bien”, aseguró.

¿Tomarían?

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

A cenar por todo lo alto

Estilo de Vida

Niña hace pataleta porque no la dejaron ser Spiderman en obra de Navidad

Estilo de Vida

Un kilo ya no va a pesar un kilo en 2019 ¿por qué y en qué nos afectará?

Destacados

Critican a Eiza González por verse "demasiado delgada" y "operada"

¿Tu novio te dejó de querer? Analiza su WhatsApp con estas tres técnicas y lo sabrás

Llega analgésico para la temporada de catarro y monga

La fotografía de Stan Lee joven que hará enamorarte por lo guapo que fue

Qué es la prediabetes y cómo identificarla