“Estoy lista para probar cosas si van a beneficiar mi salud y mi cuerpo, o el de mis hijos”, señaló Jay Woodall tras las criticas de varias personas por el uso que le dio a su placenta.

La mujer de 33 años dio a luz a su cuarto hijo y usó la placenta para convertirla en un batido y dárselo a su familia.

Además, Jay la utilizó lo que “sobró” para convertirla en píldoras y deshidrató el cordón umbilical para convertirlo en un recuerdo, señala el New York Post.

Las reacciones, confiesa la joven, han sido mixtas, “hay personas que se enojan y otras están interesadas”, pero recalca que “algunas piensan que es un poco asqueroso, no muy apetitoso”.

Jay tomó parte del batido y además dio de beber a su marido y a su hijo de 3 años, que según ella, dijo que “era delicioso”.

La mujer dice que tiene un sabor metálico, como a hígado, pero que era muy apetecible ya que estaba combinado con bayas y coco.

“Tuve un impulso de energía, un sueño más profundo y mi estado de ánimo mejoró. Me sentí realmente bien”, aseguró.

¿Tomarían?

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

Vivo el sabor latino en San Agustín

Estilo de Vida

Esta es la alcapurria gigante que no puedes perderte en SanSe 2019

Estilo de Vida

El secreto para preparar el mejor ''pepper steak''

Destacados

El secreto para preparar el mejor ''pepper steak''

Vivo el sabor latino en San Agustín

Esta es la alcapurria gigante que no puedes perderte en SanSe 2019

La fiebre de las camisas se apodera de las Sanse 2019

Esta fue la reacción de Jimmy Fallon al probar una alcapurria de jueyes