Kirill Tereshin se hizo conocido por sus “espectaculares” músculos, con los que pretendía romper todos los récords.

Sin embargo, el joven de 21 años no había logrado esa musculatura en el gimnasio, sino que se inyectaba una mezcla compuesta por aceite de oliva, alcohol bencílico y lidocaína, señala TN.

En las redes sociales Kirill publicaba su evolución, pero ahora cambió y muestra lo que está sufriendo.

“Pido a Dios que el alma salga de mi cuerpo, no puedo aguantar el dolor”, dijo el joven al diario ruso MK.

Los brazos de Kirill llegaron a tener un diámetro de 60 centímetros y según los médicos incluso podría llegar a sufrir la amputación de sus extremidades superiores.

El joven está tomando medicamentos y constantemente se aplica hielo, sin embargo no tiene mucho alivio y debido a los dolores cree que va a morir pronto.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

¡Llegó el bebé! 7 consejos que debes seguir tras el embarazo

Estilo de Vida

Las 3 virtudes que cada signo busca en una relación de pareja

Estilo de Vida

Génesis Dávila de miss a directora de certamen

Destacados

Atacan a Shakira por recoger a sus hijos con un atuendo poco apropiado

Génesis Dávila de miss a directora de certamen

Llamaron 'mamacita' a la primera dama y fueron despedidos por la televisora para la que trabajaban

Las fotos de Kate Middleton en bikini que escandalizan a la realeza

Las 3 virtudes que cada signo busca en una relación de pareja