Una cruel escena fue descubierta por técnicos de fauna sudafricana: una pequeña rinoceronte, de apenas un mes, intentaba captar la atención de su madre sin estar consciente de que en realidad no estaba dormida, yacía muerta y mutilada.

Tenía un mes de vida y necesitaba alimentarse, por lo que desesperadamente intentaba despertar a su progenitora quien, sin saberlo, nunca más despertaría.

El video ha sido reproducido más de un millón de veces, fue publicado por la ONG Rhino 911, que se dedica a preservar esta especie amenazada por el valor de su cuerno.

Los expertos descubrieron que la rinoceronte había muerto hace pocas horas, por lo que los veterinarios decidieron hacerse cargo de la huérfana y la trasladaron a una reserva natural. Además, la bautizaron como “Charlotte” o “Lottie”, pues ya es una más de su familia.

La mencionada ONG fue puesta en marcha en 2015, un proyecto de dos hombres preocupados por la defensa de la fauna. Se especializa en la protección del rinoceronte en Sudáfrica, ofreciendo rescates con ayuda de avionetas y helicópteros en diversas zonas del país.

El contrabando de marfil representa un gran problema para esta especie, pues solo en 2017 1.028 rinocerontes fueron asesinados en manos de cazadores furtivos versus las 13 muertes registradas durante todo el 2007.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

Alex Rodríguez publica video que Jennifer López no quiere que nadie vea de su época como bailarina ¡Hace 27 años!

Estilo de Vida

Retan a las hermanas Kardashian a una pelea con luchadoras profesionales ¡Guerra declarada!

Estilo de Vida

Miley Cyrus reapareció para anunciar que perdió su casa en un incendio

Destacados

Alex Rodríguez publica video que Jennifer López no quiere que nadie vea de su época como bailarina ¡Hace 27 años!

La simpática foto de las hijas de Jennifer López y Alex Rodríguez que llega a 2 mil comentarios

Miley Cyrus reapareció para anunciar que perdió su casa en un incendio

Los peor vestidos en los People's Choice Awards 2018

Publican el primer tráiler de Toy Story 4 ¡Prepárate para llorar!