Era un día normal para varios miembros de la Policía Estatal de Kentucky que estaban realizando controles carreteros.

Sin embargo, un vehículo pasó a 148 km/h cruzando el carril de emergencia para adelantar por lo que de inmediato los agentes iniciaron una persecución, señala Lexington Herald-Leader.

Connie Lynn Allen se negó a detenerse ante los pedidos de los agentes, mientras otras patrullas se unían a la loca carrera que en un momento llegó a los 200 km/h.

Tras varios minutos, finalmente los uniformados lograron su objetivo, pero la sospechosa se negó bajar del vehículo, por lo que tuvieron que romper una venta del auto para lograr sacarla.

Mientras estaba esposada le preguntaron por qué había escapado y los policías casi no podían creer lo que les dijo.

La mujer aseguró que ella había muerto hace 6 años, que era la Virgen María y que Dios la había autorizado a ir a esa velocidad.

Además, como si fuera poco, dijo que iba en camino para recoger al niño Jesús.

La mujer fue acusada de al menos 8 delitos y está detenida con una fianza de 5.000 dólares.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

4 objetos que obstruyen la conexión de tu WiFi

Estilo de Vida

Placeres del Mirador: deleite para todos los sentidos

Estilo de Vida

Las Kardashian se pelean por ser la madrina de la bebé de Khloe

Destacados

Las fotos de Kate Middleton en bikini que escandalizan a la realeza

Comparan a Thalía con bailarina exótica por compartir esta foto

Maluma es la "manzana de la discordia" en la relación de Shakira y Piqué

Jennifer López hizo estallar las redes con foto en la que presume su voluptuoso trasero en diminuto bikini

Por fin llegará a WhatsApp una esperada función