Era un día normal para varios miembros de la Policía Estatal de Kentucky que estaban realizando controles carreteros.

Sin embargo, un vehículo pasó a 148 km/h cruzando el carril de emergencia para adelantar por lo que de inmediato los agentes iniciaron una persecución, señala Lexington Herald-Leader.

Connie Lynn Allen se negó a detenerse ante los pedidos de los agentes, mientras otras patrullas se unían a la loca carrera que en un momento llegó a los 200 km/h.

Tras varios minutos, finalmente los uniformados lograron su objetivo, pero la sospechosa se negó bajar del vehículo, por lo que tuvieron que romper una venta del auto para lograr sacarla.

Mientras estaba esposada le preguntaron por qué había escapado y los policías casi no podían creer lo que les dijo.

La mujer aseguró que ella había muerto hace 6 años, que era la Virgen María y que Dios la había autorizado a ir a esa velocidad.

Además, como si fuera poco, dijo que iba en camino para recoger al niño Jesús.

La mujer fue acusada de al menos 8 delitos y está detenida con una fianza de 5.000 dólares.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

El cannabis medicinal como herramienta de cuidado de salud mental

Estilo de Vida

Serafina Beach Hotel: Un festín para los sentidos

Estilo de Vida

Apple lanzará servicio streaming para competir con Netflix y Amazon

Destacados

Pitahaya Glamping: una experiencia única de acampar cómodamente

Retiran aguacates cultivados en California

Serafina Beach Hotel: Un festín para los sentidos

Conoce cómo leer un laboratorio clínico de la sangre o CBC

Apple lanzará servicio streaming para competir con Netflix y Amazon