“Mi hija se unió el año pasado y asistimos semanalmente (…) nunca sospechamos nada siniestro”. Con declaraciones como esta, los padres y apoderados de la escuela de circo Arcade de Australia han mostrado su incredulidad frente a la investigación que lleva adelante la policía de Katoomba sobre delitos de abuso y “rituales de sangre” cometidos en el recinto.

La escuela cerró repentinamente el mes de septiembre del 2017, dando aviso a los padres de la decisión  través de un correo electrónico.

La sorpresa que generó el cierre finalmente tuvo una razón, cuando el lunes de la semana pasada la policía arrestó a siete individuos, dos hombres y cinco mujeres, acusados de haber abusado sexualmente de tres niños entre 2014 y 2016.

Los detenidos fueron acusados por 127 cargos criminales los que incluyen violación, secuestro agravado con abuso sexual a menores y producción de material de pornografía infantil.

Según reproduce el diario The Washington Post, las víctimas eran utilizadas en “ritos de sangre” en algunas ocasiones y todos eran menores de 8 años al momento de los ataques.

El recinto al parecer sólo era utilizado como escenario de los delitos, pues los niños abusados no eran parte de los alumnos de la escuela.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

10 beneficios del yoga para tu salud física y mental

Estilo de Vida

Anne Hathaway regresará a la gran pantalla y será una “bruja”

Estilo de Vida

Habrá eclipse lunar, superluna y luna de sangre simultáneos este fin de semana

Destacados

Lo que hace Normando todas las mañanas para recordar a Keylla Hernández

Llueven reacciones a objeción de Trump a extender ayudas del PAN

Avistan ballenas "disfrutando" de las Sanse 2019

Incendio en estación de gasolina EcoMaxx en Bayamón fue provocado por uso de celular

Trump no dará paso para extender ayuda del PAN para Puerto Rico