La policía de Essex en Inglaterra se está enfrentando a uno de los casos más insólitos de su historia luego de detener a un traficante de drogas.

El 17 de enero, los agentes apresaron a un sujeto, pero antes de que lograran su cometido éste se tragó los estupefacientes que llevaba.

El hombre quedó detenido en la estación de policía de Harlow y desde ese momento los uniformados esperan que el delincuente defeque para así poder “tomar” la evidencia, señala el Mirror.

Durante todo este tiempo el traficante se ha negado a comer y pocos entienden cómo es posible que lleve tres semanas sin ir al baño.

Ante las críticas por el accionar, la policía informó que al sujeto todos lo días lo ve un médico y que a pesar de estar tres semanas sin obrar, está en buenas condiciones.

“Día 21/3 semanas para nuestro hombre en #poowatch (así se le denominó al “caso”) todavía no hay movimientos”, señalaron en la cuenta de Twitter.

Además indicaron que este viernes nuevamente se presentarán en la corte para pedir que el juez lo mantenga detenido al menos 8 días más para seguir en la espera, pero todo depende si “produce algo” antes de la audiencia.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

Millones de afectados por falla de seguridad en Instagram

Estilo de Vida

Ralph Lauren presenta camiseta Polo de plástico reciclado

Estilo de Vida

The perfection el thriller psicológico de Netflix que no te dejará dormir

Destacados

Sexo entre hombres heterosexuales: amigos se juntan a tener relaciones y se convierte en tendencia

Captan aterrador momento en que morsas se lanzan al vacío desde acantilado

Abandona a sus hijos y los deja sin comida por 9 días para irse de viaje 

WhatsApp ya no permitirá hacer 'screenshots'

Aconsejan no dejar el celular cargando durante la noche