“Es el deporte más hermoso del mundo”, dice en cada relato el narrador chileno Luis Omar Tapia. Y claro que tiene razón, porque en un partido que Japón lo tenía en el bolsillo, apareció la potencia de Bélgica, para ganar por 3-2 y meterse en los cuartos de final del Mundial de Rusia 2018.

El partido empezó como se esperaba, con los europeos buscando el gol por todos lados y con los asiáticos bien parados atrás, concentrados y pensando en los contragolpes. Fue así como los belgas dominaban y se creaban ocasiones.

Hazard estaba “eléctrico”, moviéndose por todo el frente del ataque y buscando a Lukaku, que tuvo un par de ocasiones, aunque no estuvo fino en sus definiciones. El hombre del Manchester United también estuvo bien marcado por los zagueros nipones.

Si no era con jugadas colectivas, los de Roberto Martínez llegaban con balones detenidos, donde el defensa central Kompany tuvo un par de oportunidades, pero sin suerte.

El segundo tiempo fue una sorpresa para todo el planeta, porque los japoneses se pusieron arriba en la cuenta, acercándose a su mayor hazaña en la historia del fútbol.

Apenas se jugaba el tercer minuto del complemento y llegó el primer golpe. Pase profundo de Gaku Shibasaki, la tomó Genki Haraguchi y con un derechazo dentro del área batió la débil resistencia de Thibaut Courtois. Sorpresa.

Los Diablos Rojos quedaron aturdidos, “botando sangre”, lo que olió el cuadro de Japón, y como un escualo fue a atacar con todo, con Takashi Inui  como estandarte, que con un remate colocado de media distancia anotó el segundo. Mega sorpresa.

El amor propio levantó a Bélgica, que no se quería ir tan rápido del Mundial. Para ello Martínez pateó el tablero, mandando a la cancha a Marouane Fellaini y Nacer Chadli, que le cambiaron la cara al elenco europeo.

El primer descuento llegó como una casualidad. Tras un centro pasado, la pelota le quedó al defensor Jan Vertonghen, quien quiso pivotear al corazón del área chica, sin embargo la pelota se coló tras la espalda del meta nipón Eiji Kawashima. Se jugaban los 69', quedaba mucho por jugar.

Los belgas vieron con con centros le hacían mucho daño a Japón, porque las “torres” Lukaku y Fellaini ganaban casi siempre de alto. Fue así como el melenudo volante del United igualó las acciones en los 74', con un cabezazo tras un preciso centro de Hazard. La hazaña japonesa empezaba a esfumarse.

El fútbol es increíble. En los segundos finales, en un contragolpe mortal, Bélgica pasó a los cuartos de final del Mundial, gracias a un gol de Chadli. Increíble, pero cierto, así es este deporte.

Sigue Leyendo

Deportes

Arrestan a examante de Tiger Woods dando favores sexuales por drogas

Deportes

Critican a revista GQ por cuestionar el género de Serena Williams

Deportes

Federación de Baloncesto quiere que Carmelo Anthony juegue con Puerto Rico

Destacados

Arrestan a examante de Tiger Woods dando favores sexuales por drogas

Draymond Green no se disculpa por pelea con Kevin Durant

Critican a revista GQ por cuestionar el género de Serena Williams

JJ Barea y los Mavs le reparten una paliza a los Jazz de Utah

Importante mantener el enfoque para lograr pase a Lima 2019