Luego de revolucionar las redes sociales por dos semanas en la primera fase de grupos del Mundial de Rusia 2018, el futbolista de la selección de Islandia, Rúrik Gíslason se despide del evento futbolístico.

Recordemos que los islandeses quedaron eliminados el pasado 26 de julio, luego de perder contra el conjunto de Croacia con un marcador final de 2-1.

A pesar de que el “sex-symbol” del Mundial no jugó en este último partido, las internautas se encargaron de que el nombre Rúrik sonara en las redes sociales.

Por medio de su Instagram, el que fue nombrado como el “jugador más guapo del Mundial”, compartió una serie de historias, con las cuales se despidió de Rusia.

En una primera fotografía, se puede observar a Gíslason sin camisa, lamentando la eliminación de Islandia. Posteriormente, el jugador colocó un video del momento en que aborda el avión que llevaría a la selección a su país, Islandia.

Rúrik pasó de tener 30 mil seguidores en Instagram a sobrepasar el millón. El defensa islandés se dio a conocer durante el partido que tuvo su selección contra Argentina, el cual le permitió ganar miles de seguidoras alrededor del mundo.

 

Gislason, que juega en el Sandhausen de la segunda división alemana, ha participado en varias campañas publicitarias en el pasado.

Cabe resaltar que el guapo futbolista ya es papá. Además, por si fuera poco, también canta y ama los animales.

Las cibernautas expresaron por medio de las redes sociales la partida del “vikingo” que fue comparado con David Beckham y Chris Hemsworth.

Sigue Leyendo

Deportes

Así celebra Arecibo el triunfo de los Capitanes

Deportes

Premios The Best de la FIFA: revisa todos los ganadores del 2018

Deportes

Luka Modric entra en la historia y es el The Best del fútbol mundial

Destacados

Así celebra Arecibo el triunfo de los Capitanes

Dirigente español se queja de la agresividad de las boricuas en mundial de baloncesto

¡Hoy hay fiesta! Capitanes conquistan campeonato del BSN

Con nueve carreras en la octava, Astros vencen a los Angelinos

Con Messi y Cristiano, sin Salah ni Griezmann: el polémico "Equipo del año" de la FIFA