Salvation Army de San Juan y La Mesa a la Calle celebran almuerzo de Acción de Gracias

Por Metro Puerto Rico

La chef Erika Solorzano puso su sazón junto a su hija la Chiqui Chef Mía del Mar para que unas 250 personas participaran del almuerzo comunitario del Salvation Army de San Juan durante su actividad de Acción de Gracias. Los invitados de honor fueron las personas que viven en el albergue de la organización “Proyecto Esperanza” y las familias que también reciben diferentes servicios de la organización.

Todos los ingredientes para la confección del almuerzo fueron donados por la organización De La mesa a la Calle, además de la música del Grupo Formando Líos. De la Mesa a la Calle agradeció a las empresas Goya, Agropeck, Girl Scouts de Puerto Rico, Unique Services y Plaza Loíza por unirse al evento como auspiciadores.

Luego de una breve reflexión, el Capitán Alfonso Ciriaco, oficial a cargo de los programas de San Juan, invitó a los presentes a dar las gracias “Quiero en este hermoso día invitar a Dios a nuestra mesa, porque nos permite ser testigos de su bondad y todos tenemos algo por lo cual dar las gracias”. Por su parte Héctor, persona sin hogar que reside en el albergue, también expresó sus gracias, “ Yo jamás pensé que habría esperanza para mí, pero que bueno es Dios, llevo 5 años lejos de las drogas, tengo empleo y terminé mis estudios, además recibí la linda noticia que pronto estreno apartamento, Dios nunca se olvidó de mi”.

Las sobre 25 familias que participaron también fueron obsequiadas con una compra de alimentos con todo los necesario para la confección de la cena típica de Acción de Gracias que se celebra el jueves. “En el Ejército de Salvación queremos compartir las buenas nuevas de amor y generosidad que nos enseña a cada uno de nosotros que existe la esperanza de un futuro mejor, le damos las gracias a nuestros donantes, la Chef Erika Solorzano, la Chiqui Chef Mía del Mar, a la escuela Job Connections, a los voluntarios, y a la organización De la Mesa a la Calle, por estar aquí con nosotros y ayudarnos confeccionando y sirviendo alimentos. Somos bendecidos y por todos ellos damos las gracias”, dijo el Mayor Eric Rodríguez Comandante Divisional del Salvation Army de Puerto Rico.

Por los pasados 54 años, El Salvation Army ha estado sirviendo a la comunidad puertorriqueña a través de sus 11 centros ubicados en los municipios de Caguas, San Juan, Mayagüez, Ponce, Fajardo, Arecibo, Humacao, Loíza, Peñuelas, Arecibo y Guayama, han brindado cerca de 200,000 servicios en el año a las familias en desventaja social, ancianos, niños, personas sin hogar y atención inmediata en caso de emergencias y desastres. Los servicios van desde clases de música a los niños y jóvenes, formación de carácter, programas de estudios supervisados, conocimientos básicos en computadora para personas de la tercera edad, rehabilitación para las personas que sufren adicciones, ayuda en pago de hipoteca, agua y luz a las familias que han sido cesanteadas así, como apoyo sicológico y clínico a víctimas de crímenes.

“Nuestra meta es continuar haciendo el bien, a todos nuestros hermanos y hermanas sin discriminación y aliviar el dolor de los afligidos, llenándolos de esperanza, oportunidades y bendiciones. Necesitamos que todo el público conozca lo que hacemos y se animen a poner un granito de arena en esta labor que se realiza todos los días”, culminó diciendo Rodríguez.

Loading...
Revisa el siguiente artículo