Relatos de espanto de Centro Médico, segundo episodio

Segunda parte de una entrevista realizada en exclusiva con una doctora residente de Centro Médico.

Por Hermes Ayala
Relatos de espanto de Centro Médico, segundo episodio

Ayer, les presentamos la primera parte de nuestra conversación con una doctora residente en Centro Médico.

A esta valiente profesional de la salud le dimos el nombre de Helen, en homenaje a Helen Rodríguez Trías, en honor a la activista y pediatra puertorriqueña que en el siglo XX luchó por el derecho a la salud pública de niños y mujeres de escasos recursos, tanto en Puerto Rico como en Estados Unidos.

En esta segunda parte la plática ha avanzado bastante. Los relatos son intensos. La ansiedad es notable cuando se aborda cada ángulo del asuntoi. El tema de la leptospirosis, y cómo se ha manejado esta crisis, por ejemplo es uno lánguido.

“Es que es una enfermedad difícil de diagnosticar. Entonces a veces se sobrediagnostica. Y muchas veces los títulos de leptospira llegan semanas después [de los análisis]. Se sabe bien si se trata y mejora. La semana pasada no había nada y en el Hospital de UPR Carolina ahora hay varios casos y en Centro Médico hay uno por lo menos en estado crítico. Siempre hay casos de leptospira en Puerto Rico. Eso acá no es algo inusual. Pero, definitivamente, han estado aumentando”, indica nuestra entrevistada en algún momento de nuestra charla.

Han sido muchas noches duras, con una de las bregas más difíciles: ser peón obrero de un sistema de salud deficiente y enfocado en hacer dinero, no en salvar vidas. Agréguele a esto el factor catástrofe, enarbolado en la miseria y desolación que dejó en los pobres el huracán María y tendrá una robusta receta capaz de desencajar emocionalmente al más emérito de los médicos. Aún ante estas condiciones, nuestra entrevistada dialoga cálidamente. Como dice aquel refrán de unos colegas periodistas en pie de lucha por sus habichuelas: alguien tiene que contarlo.

Metro: En muchas ocasiones el diagnóstico que dan es de dengue, ¿no?. ¿Eso sucede porque realmente creen que el diagnóstico es de dengue o es que necesitan que esto corra para poder atender más gente?

Dra. Helen: Pues la presentación inicial tanto del dengue como la de leptospira puede ser igual, lo que pasa es que si no lo tratas en ese momento se puede convertir en lo que se llama el ‘Síndrome de Weil’ que es una enfermedad mortal. Entonces, cuando están en diálisis, cae en los pulmones, en los riñones. Ahí tú sabes que es leptospira. O sea, no es que sea un error inicial decir que sea un dengue. Pero en estos momentos donde abunda la falta de sanidad hay que sospechar que ese dengue no necesariamente es dengue y puede ser leptospirosis.

Metro: Los números que dan sobre las muertes, los que usted ha visto en los medios y los que usted ve allá… ¿cómo comparan?

Dra. Helen: Ya a un mes, es increíble ver como siguen [llegando] victimas del huracán. Eso es a diario. Y son muchos más de los que están diciendo porque una cosa es decir que murió esta persona que sufrió un derrumbe en su casa y murió directamente por el huracán, pero hasta este momento estamos viendo muertos relacionados indirectamente al huracán que no se contabilizan, muchas más de las que están reportando. Son varios diarios, varios.

Metro: ¿Cuánto ha aumentado el estrés en su trabajo?

Dra. Helen: La ansiedad en ese setting de Centro Médico es de por sí alta, pero en estos días todo el personal, incluyendo los médicos y enfermería están descompensados, porque el hospital está completamente lleno, el personal no da abasto, cada vez los servicios son más difíciles. O sea, que una no tenga una manera de llevar a un paciente a hacerse un CT Scan o tratar de que los medicamentos suban a tiempo al piso que se necesitan, desde el sótano de farmacia sin tener ascensor, subiendo y bajando cinco pisos… Es bien intenso, y más frustrantes. Y todo el personal se ve frustrado. Todo el mundo está como que “ya, qué más vamos hacer’. Se llega al punto que hemos dicho: Entre todos estos pacientes, ¿quiénes son salvables, tú sabes? ¿Cuáles son en los que vamos por lo menos a invertir más energía? Porque los demás, pues no hay nada que hacer, porque en este sistema, que no sirve para nada, es difícil a veces pensar en salvarlos. La ansiedad está mucho más alta, definitivamente, y no solo para los médicos, sino para los enfermeros, los escoltas, los técnicos de MRI, la cuestión de no poder llegar a sus casas por las inundaciones o no pueden llegar al trabajo y eso hace que haya menos gente de lo que usualmente hay… son tantas cosas. La ansiedad es mucha.

Metro: Las administraciones gubernamentales, las del mismo Centro Médico, ¿entienden lo que sucede? Uno quisiera entender que sí, que lo entienden, porque uno los ve. Pero la dinámica para hacer pensar que las cosas están mejor de lo que están es otra. ¿Cuál es la dinámica de los doctores residentes con los doctores que mandan, con la gerencia? ¿Cómo se desenvuelve aquello allí con respecto a lo que es la realidad y lo que entienden que se deben percibir?

Dra. Helen: Me he dado cuenta que hay este afán por encubrir de alguna manera lo que está ocurriendo, y de verdad que no entiendo porqué. No entiendo porque hay un ímpetu por encubrir lo que está, y hacemos referencia a que nos dijeron que sería inconveniente y sería impropio hablar con la prensa, pero yo no veo la razón para hacer esto porque mientras más esto salga a la luz, más el gobierno va a sentir la presión para solucionar estos asuntos, que son solucionables. Te doy un ejemplo. Yo visité hace poco el hospital Auxilio Mutuo y allí me contaron que nunca ha habido un apagón, pues entonces uno piensa que es posible que Centro Médico también funcione con plantas y generadores óptimos.

Metro: ¿Cómo uno logra trabajar, aparte de ese estrés de Centro Médico, con este otro estrés de ‘No hables’, ‘No digas nada’, ‘Mantenlo acá en una burbuja’? ¿Cuán frustrante es – y se lo digo porque usted finalmente decidió entrevistarse con nosotros en una barra fuera de Centro Médico, llegar a un sitio donde nosotros le dijimos, para hablar de esto… ¿Cuán frustrante es hacer el trabajo así?

Dra. Helen: Pues, entre los residentes te cuento que hay unas ansias bien marcadas de sacar esto a la luz públicas y hacer algo al respecto. Nosotros hablamos constantemente en nuestras guardias, cuando estamos juntos. Y la gente quiere hacer algo y quiere cambiar la situación y la realidad q estamos viviendo. Y que nos afecta a todos, en especial a los pacientes. La cuestión es que, para empezar, uno no tiene ni tiempo para sentarse a redactar algo. Y también hay miedo a represalias en el futuro.

Metro: Bueno, pero los attending (doctores de alto rango, mandan sobre los residentes) tienen que estar también struggling (dando la lucha) con todo esto…

Dra. Helen: Los attending están struggling pero no tanto como los residentes, porque ellos viven de los residentes, ellos no están allí todo el tiempo. Ellos cobran gracias a que nosotros hacemos el trabajo. Pero ellos no están allí todos los días, ellos no están allí a todas horas. Ellos también trabajan en otros hospitales privados. Ellos tienen sus intereses en Centro Médico. No quieren que la residencia cierre. No quieren que las agencias acreditadoras sepan que nosotros estamos viendo más pacientes de los que se supone que veamos. En ese sentido, a pesar de que están struggling también, jamás los sufren como nosotros lo sufrimos. 

(Aquí volvemos a pausar. Para mas de esta historia, una más amplia, visite metro.pr y elcalce.com y esté pendiente a finales de esta semana, que postearemos el audio de la entrevista)

Lee también:  Relatos de espanto de Centro Medico, primer episodio.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo