Un pedazo de cielo, mar y tierra en La Parrilla

En La Parrilla encontrará no solo la mejor vista panorámica a la costa de Luquillo, sino también un oferta culinaria de primera, enmarcada en un ambiente familiar.

Por Lynet Santiago Túa
Un pedazo de cielo, mar y tierra en La Parrilla

Cuando hablamos de los quioscos de Luquillo, sin mucho esfuerzo nos vienen a la memoria las palabras paseo, sol, playa, pescados, mariscos, una cerveza bien fría…  Si todo esto le resulta atractivo para pasar un día memorable, le sugiero visitar el restaurante La Parrilla, el quiosco #2.

En La Parrilla encontrará no solo la mejor vista panorámica  a la costa de Luquillo, sino también un oferta culinaria de primera, enmarcada en un ambiente familiar.

Hace escasamente un mes y medio, el chef y propietario, Ricardo Álvaro, inauguró una acogedora terraza en el segundo nivel del establecimiento, decorada con tonalidades frescas, con una amplia barra equipada, y una vista panorámica que lo dejará sin aliento.

Este escenario natural y la atmósfera de relajación se complementa a la perfección con las exquisitas creaciones de Álvaro, a quien le encanta fusionar sabores.

“Me gusta combinar sabores y prepararlos de una manera que resulten complejos. Mi tarjeta de colores son los sabores caribeños, pero al mezclarlos con otros sabores  hacemos arte. Me encanta provocar el paladar y crear experiencias con sabores que no sean monótonos”, describió en entrevista con Metro.

Algunos de los platos más populares son el filete de dorado envuelto en tocineta con una reducción de teriyaki y jugo de china, servido con pasta penne envuelta en queso parmesano fundido; el cartucho frito servido con bolitas de yuca; el arroz mar y tierra (con churrasco, jamón camarones, calamares y mejillones), fusionado con amarillos en almíbar; mofongo de plátano maduro con camarones salteados con queso de bola fundido; filete mignon con una reducción de guayaba, alcaparras, vino tinto y azúcar negra; rabos de langosta a la parrilla, y el chillo frito servido con tostones o con arroz mamposteado.

Otro de los atractivos del lugar es que puede seleccionar el pescado fresco o la langosta que desee de las neveras que encontrará en la entrada del restaurante. El pescado lo puede disfrutar con diversas salsas, como la de mangó o guayaba, o a su gusto con mantequilla y limón, etcétera.

“Todos nuestros ingredientes son frescos y todo lo hacemos al momento. Tanto los pescados y mariscos como nuestras carnes son de primera calidad”, aeguró.

De igual forma, los postres son también homemade, confeccionados por su tía.

Los favoritos de los asiduos comensales son el flan de queso con pasta de guayaba, el cuatro leches y el brownie de cheesecake con fresas.

El empresario también se encargó de arreglar la parte posterior del restaurante, en donde diseñó un hermoso jardín natural.  “Siempre observaba la hermosa vista a la costa desde el techo del restaurante y por eso siempre quise hacer la terraza, para que la gente pudiera también disfrutar de esta preciosa vista, y llegó el momento de hacerlo”.

Para que tenga una idea, el escenario recreado llama tanto la atención que se ha convertido en la parada obligatoria de muchos que se detienen a tomarse una selfie frente al mar y luego se quedan a disfrutar de las delicias que ofrecen en La Parrilla.

El primer nivel también cuenta con una amplia barra y salones preparados para eventos privados.

SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC

Datos

El restaurante La Parrilla está localizado en el #2 de los quioscos de Luquillo.

•    Teléfono: 787-889-0590

•    Horario: Abierto los siete días de la semana. De domingo a jueves hasta las 9:30 p. m. y los viernes y sábados hasta las 10:30 p. m.

Loading...
Revisa el siguiente artículo