Opinión: Tu primer bebé: ¿Qué observar?

Lea la opinión de Lilly Rivera

Por Lilly Rivera

Tener un bebé en casa es una emoción grande, es un compartir de alegrías, ilusiones y esperanza, pero también de incertidumbre sobre cómo cuidar lo mejor posible a esta amada criatura, sobre todo si es la primera vez que se tiene uno.

La mayoría de los bebés de cero a seis meses de edad que los pediatras ven en sus consultorios son saludables, sus visitas son, por lo general, para chequeos de rutina. No obstante, vendrán momentos en que se indispondrán o enfermarán. Y debemos saber qué hacer para atenderlos bien, a tiempo, y mantenerlos saludables. Hay emergencias, pero no todo es una emergencia.

Observaciones básicas:

•Irritabilidad – La irritabilidad es un llanto que dura más de lo usual, sin tener hambre, con el pañal seco y en ausencia de fiebre. Los llantos imparables pueden deberse a cólicos o que, a veces, “no ensucian y eso molesta”. Lleva al bebé al pediatra para que lo examine y lo trate.

•Orina – Los bebés en promedio orinan de cinco a seis veces en 24 horas. Si tu bebé orina con poca frecuencia, llévalo al especialista para que verifique si está chupando bien, si tú estás produciendo poca leche, o, si le estás dando la cantidad adecuada de fórmula o leche materna.

•Tos – Lleva el bebé al pediatra tan pronto notes congestión nasal o tos “mojada” con flema que lo ahoga. O si deja de chupar para buscar aire por estar tapado por la flema, o no duerme porque está muy tupido y le dificulta respirar. Si esto ocurre fuera del horario de trabajo del médico, lleva el bebé al hospital para que reciba pronta atención médica y evites complicaciones de salud.

•Diaper rash – Sarpullido o irritación en el área genital por los pañales. Esto es bastante común. Puede prevenirse con cambios frecuentes de pañal u otros consejos del médico.

Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) recomiendan enjuagar la piel irritada con agua tibia y usar solo jabón luego de las evacuaciones intestinales. Evitar las toallitas húmedas porque pueden dejar una capa de bacterias sobre la piel.

Dejar el sarpullido al aire lo más posible soltando un poco el pañal, o mantener a tu bebé sin pañal durante las siestas (coloca una toalla debajo para que absorba la orina). Si el sarpullido no mejora en tres días o empeora, consulta al especialista.

•Fiebre – Ningún niño menor de dos meses de edad debe desarrollar fiebre. Si le da, llévalo de inmediato al hospital. Fiebre es 38 grados o más en escala Celsius, o 100.4 o más si es Fahrenheit. Siempre debe medirse la fiebre con un termómetro rectal (medida más precisa).

•Vacunas – Es importante que vacunes a tu bebé a los dos, cuatro y seis meses. Dado que los bebés menores de seis meses no pueden ser vacunados contra la influenza, se recomienda que “todas las personas con infantes a su cargo se vacunen”. Aclara tus dudas acerca de las vacunas con el pediatra.

¡Disfruten ser padres, observen siempre!

Loading...
Revisa el siguiente artículo